Nota

Secretario de la UNCO del Valparaíso confía en que Alcalde Sharp "no se va a pegar un tiro en los pies”

Martes 15 de noviembre '16 03:45
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@anin.cl
Jaime Muñoz, Dirigente portuario y vecinal conocido por el “zapatazo” que le propinó en la anterior elección a Jorge Castro, confía en el discurso del “fin del duopolio” y que la nueva Autoridad sacará al Puerto del letargo en que se encuentra.

Histórico y controvertido dirigente portuario del Sindicato de Marítimos Portuarios, y actualmente de la Población Joaquín Lepeley de Playa Ancha, Jaime Muñoz, asumió como nuevo secretario de la Unión Comunal de Valparaíso, cargo que ya ejerció con anterioridad, y desde adónde criticó la gestión del alcalde Jorge Castro, al punto de propinarle un “zapatazo” en plena Plaza Sotomayor en la elección municipal del 2012, tras acusarlo de haberse olvidado de los cerros.

El nombre de Jaime Muñoz, es conocido en el ambiente político y dirigencial de Valparaíso y del sector portuario, por lo que su regreso a la UNCO supone que será factor en la gestión del alcalde electo, Jorge Sharp, con quien comparte la propuesta de sacar adelante a Valparaíso y ponerle fin al “Duopolio”.

- ¿Cuál es la diferencia de este Jaime Muñoz, del que encabezó protestas, marchas, lanzó huevos y zapatazos?

-  Llego a la UNCO con más experiencia y espero que con más sabiduría, pero también con mucha pena al ver que la sede de la organización madre de las Juntas de Vecinos de Valparaíso está estructuralmente en un estado calamitoso, que llega a dar miedo entrar a sus dependencias. Pero ya estamos en busca de soluciones, por lo pronto ya conversamos con el Seremi de Bienes Nacionales, y estamos esperando su respuesta.

- ¿Qué lo trae de vuelta?

- Primero uno trae lo social de la cuna, luego lo practica en su medio, en mi caso en el barrio, en el trabajo, donde cumplí 20 años como dirigente portuario, y como porteño, uno no puede apartarse o simplemente mirar para el techo, al ver tantas necesidades y carencias, desde el Plan hasta el último de los cerros.

- ¿Aparte del problema estructural del edificio, en qué pie encuentra a la UNCO?

- Mire, basta con que le diga que cuando estuve en este mismo cargo, entre los años 2005 y 2008, en la Unión Comunal teníamos más de 200 Juntas de Vecinos, participando activamente en esta organización, y ahora, con suerte creo que llegamos a las 50, por lo tanto, algo está pasando y es grave.

- Y a su juicio ¿Cuál es la razón de esta merma?

- Lo primero que veo, es que se dictó una nueva Ley, la 20.500, en la cual, para elegir a los dirigentes vecinales y sociales le ponen muchas trabas, cuestión que desmotiva la participación ciudadana; ya que las personas que asumen cargos de presentación vecinal lo hacen ad honorem, y con esta legislación, es más fácil postularse a concejal, alcalde o diputado, que dirigente social. Los tribunales electorales son muy drásticos con las elecciones de los dirigentes sociales, por ello hay una reticencia a postularse, por lo engorroso del proceso. Así las Juntas de Vecinos van perdiendo sus directorios y se quedan sin efectuar elecciones, ya que nadie quiere postularse, provocando que en la práctica quedan acéfalas.

- ¿Cuál es su propuesta?

- Hace pocos días atrás conversé con el diputado Rodrigo González, que al parecer ha sido el único interesado en este tema, le manifesté mis inquietudes, y él está viendo en el Congreso como hacerle modificaciones a esta ley 20.500. Esto, con el único fin de que sea más expedito este proceso eleccionario de los dirigentes sociales, ojalá tengamos pronto resultados.

LA ESPERANZA EN SHARP

- Pero en la merma de participación también debe existir una buena cuota de descontento con la gestión de autoridades y de la política en general.

- Sin duda, cuando recorro el Puerto y converso con los vecinos, lo primero que sale a la colación, es que hay una tremenda desconfianza en la clase política; pero el diagnostico de problemas lo encabeza la falta de oportunidades, sobre todo para los jóvenes, luego la delincuencia y la falta de carabineros. Y ahí suma y sigue, con las falencias del transporte público, la cesantía, y la droga, que ha llegado a todos los lados y sectores. Es decir, nada bueno, y eso da rabia, por eso que no me extraña y es natural que la gente no se interese en ir a votar. Ahí están los resultados, donde en esta última elección municipal, sólo un 30% de los habitantes del cerro fue o bajó a votar.

- ¿Cree que en el nuevo alcalde Jorge Sharp podrá solucionar parte de estos problemas?

- La llegada del nuevo Alcalde, se da primero porque la gente se cansó del duopolio, que por años ha conducido a Valparaíso a esta realidad calamitosa. Sharp, independiente que sea de origen magallánico, supo encantar a los jóvenes con un discurso simple y directo. Ojalá ahora, por el bien de Valparaíso, pueda conducir nuestra Ciudad y sacarla del letargo que por años viene padeciendo. Creo que no será una tarea fácil, ya que la situación económica no hay que desconocerla. Es difícil, pero no imposible.

CABILDO ABIERTO

- ¿Cuál es su propuesta al nuevo Alcalde para levantar a Valparaíso como Ciudad Puerto?

- Lo primero que se me ocurre es un Cabildo Abierto, para entre todos, proponer ideas y en conjunto defenderla ante el Parlamento o el Gobierno Central; ejemplo pedir la Ley de Puerto, pero ahora ya, cosa que esos recursos que genera el Puerto queden en la ciudad, para ejecutar obras y proyectos previamente concebidos. No es posible que aun tengamos poblaciones en los cerros sin agua y alcantarillado. También hay que preocuparse por el patio trasero de nuestro Valparaíso.

- ¿Cómo dirigente portuario que opina de la revisión de los proyectos de inversiones como el Terminal 2 o el Puerto Barón?

- Mi opinión es que esos temas para los porteños, ya están zanjados hace años y no quieren volver a discutirse, nosotros como Unión Comunal estamos esperando reunirlos con Jorge Sharp para darle nuestro punto de vista, estas inversiones son necesarias y urgente que se ejecuten, por lo que dije anteriormente, la cesantía en Valparaíso es uno de los peores flagelos que tenemos; y si mañana llega otro inversionista, que sea bienvenido, y quienes se oponen, que lo hagan como lo han hecho siempre, para esos están los Tribunales de Justicia. Hay que entender que esta es una pelea entre millonarios, y para el porteño que está cesante, o que trabaja de manera informal, es una oportunidad que puede cambiar su calidad de vida.

-  Pero Sharp indica que los proyectos de la EPV hipotecan el futuro del borde costero y patrimonial de Valparaíso ¿Cree que finalmente los apoyará?

- Una cosa que queda clara, es que, pese a su juventud, el nuevo Alcalde ha dado muestras que es bastante inteligente, y no se va a pegar un tiro en los pies. Él sabe que estos proyectos más que de la Empresa Portuaria de Valparaíso, son del Gobierno, por lo tanto, hay contratos del Estado de Chile, luego no sería sensato, frenar el desarrollo, y quedarse pegado en el tema para ponerse en la vereda del frente a disparar a diestra y siniestra. Sino corremos el riesgo, dada la caótica situación económica de Valparaíso, que nos corten el agua a todos los porteños, ya que la única fuente de financiamiento que se vislumbra para un sinnúmero de proyectos, son los fondos del Gobierno Regional y Nacional.

- ¿Y su gremio de trabajadores portuarios, como vislumbra estos anuncios de Jorge Sharp?

- Cuando se comienza a mover el agua, sin duda hace crecer la preocupación, en especial después de ver cómo la concejala Paula Quintana, llamó a una reunión de Comisión del Borde Costero entre cuatro paredes y de espalda a la comunidad, en un sucucho (sic) donde no cupian más de 20 personas para tratar estos temas. Como dirigentes y trabajadores portuarios llegamos en patota a esa reunión, pese a que no nos invitaron. La sensación que quedó en el ambiente, es que algo tratan de hacer a espalda de los trabajadores portuarios, lo que no aceptaremos por ningún motivo. Hay que decir que la reunión se suspendió, por lo que, solicitaremos a la brevedad una reunión con el nuevo Alcalde de Valparaíso, por este tema específico, y ojalá, que esta práctica de la concejal Quintana y de otros concejales, se vayan olvidando, y construir el futuro de Valparaíso entre todos y para todos.