Nota

La piedra en el zapato de Jorge Sharp: El poder de Mariella

Miércoles 16 de noviembre '16 17:15
Imprimir Enviar por mail
Por Equipo Prensa ANIN.CL
info@anin.cl
Como Secretaria Municipal cumple el rol de Ministro de Fe de los actos del Municipio. Además de ser esposa del concejal electo y representante del Pacto Urbano La Matriz y ex Presidente del Colegio de Arquitectos de Valparaíso, Claudio Reyes, sin embargo, su trayectoria como funcionaria municipal es anterior a Aldo Cornejo, ya que comenzó como directora de Recursos Humanos durante la administración del alcalde Hernán Pinto.

El año 2010 es clave en la carrera política de alcalde electo de Valparaíso, Jorge Sharp Fajardo, pues con 25 años y estudiante de la carrera de Derecho, alcanzó la presidencia de la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, como parte del Movimiento Izquierda Autónoma, la misma organización que ahora será el alma mater del Municipio Porteño.

Con ese escenario, Sharp probablemente no haya reparado que en julio de ese mismo 2010, la secretaria municipal de Valparaíso, Mariella Valdés Ávila, fuera convocada a dar su testimonio en el marco de la Comisión Investigadora por el presunto fraude mediante el pago de proyectos inexistentes, caso conocido como Fraude en la Intendencia I, donde se indagó la pérdida de más de mil millones de pesos.

La abogada Valdés, en la oportunidad fue requerida para dar su testimonio en torno a una pasantía realizada en el Gobierno Regional, durante la administración del ex intendente Iván de la Maza, en dos periodos desde abril de 2006 hasta enero de 2007, donde retorno al Municipio, en ese entonces encabezado por Aldo Cornejo, para luego retornar por unos meses más a la Intendencia hasta junio de 2008.

La citación en su oportunidad tenía el ingrediente de su cercanía con De la Maza, y que el periodo de pasantía en la Intendencia, justificado por Valdés como parte de un Diplomado de Gestión Regional y Local donde fue becada por el Municipio, fue justo en el periodo previo a los comicios municipales de octubre de 2008, donde ella fue candidata por la DC a alcaldesa por Algarrobo.

Sin embargo, el punto principal de las consultas se centró en que, en el periodo investigado por la malversación de mil 100 millones de pesos, ella ejercía el cargo de Presidenta Provincial de la DC.

EL PODER DE MARIELLA

Como se ha dicho Mariella Valdés, actualmente es esposa del concejal electo representante del Pacto Urbano La Matriz y ex Presidente del Colegio de Arquitectos de Valparaíso, Claudio Reyes, sin embargo, su trayectoria como funcionaria municipal es anterior a Aldo Cornejo, ya que comenzó como directora de Recursos Humanos durante la administración del alcalde Hernán Pinto.

Igualmente es sabido que, dada su condición de funcionaria de planta, en un cargo tan estratégico como la Secretaría Municipal supone al nuevo alcalde una “piedra en el zapato”, pues por una parte perfectamente se podría encasillar dentro de los “enclaves del duopolio” que Sharp prometió eliminar, no lo puede realizar, y está a merced de lo que resuelva, aunque la abogada ya habría manifestado su intención de ser candidata a diputada.

Pero el tema de Sharp va más allá, ya que Mariella Valdés, en su calidad de Secretaria Municipal, es Ministro de Fe, y por tanto será clave en las decisiones que se adopten, sin contar la experiencia que tiene en el cargo.

o anterior no quita la preocupación existente en el círculo que apoyó la llegada de Sharp al Municipio, al punto de comenzar a reproducir la declaración efectuada ante la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, donde confesó cercanía con el condenado Julio Medina, además de haber sido cuñada del abogado Alexis Lam, quien defendió al también condenado, Eugenio Aubele Guerín.

Se suma un grado de amistad con De la Maza, a quien conocía desde 1990 cuanto trabajó en Digeder y éste el ex intendente era el Titular, lugar donde además conoció a Julio Baeza, entre otros nombres, ligados a futuras indagaciones.

Valdés es una mujer de carácter, por lo que, dada su trayectoria y sus nexos transversales, sin contar que es esposa de uno de los rostros del Pacto Urbano La Matriz, sin duda podría tener -contradictoriamente- un mayor poder y blindaje, incluso que durante las administraciones de Pinto, Cornejo y Castro. 

EL TESTIMONIO EN LA COMISIÓN