Nota

Contraloría ordena resguardo íntegro del borde costero de Valparaíso y "echa tierra" al Mall Barón y al T2

Lunes 28 de noviembre '16 20:15
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@anin.cl
Resolución es un “balde de agua fría” en la antesala de los alegatos en la Corte de Valparaíso del reclamo de ilegalidad, acción interpuesta por un grupo de vecinos y dirigentes en contra de la iniciativa de Falabella, al cuestionar la validez del permiso de obras otorgado por el Municipio Porteño.

En principio, este viernes la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Valparaíso escuchará los alegatos del reclamo de ilegalidad presentado por una docena de dirigentes y vecinos porteños en contra del permiso de obras otorgado por la Municipalidad de Valparaíso, para la edificación del proyecto Mall Puerto Barón, en terrenos concesionados por la Empresa Portuaria estatal (EPV) al Grupo Falabella.

Es decir, la acción ciudadana que será alegada por el abogado de la Fundación Defendamos la Ciudad, Rodrigo Avendaño, busca dejar sin efecto la autorización municipal de construcción, al dar cuenta de una serie de situaciones que atentarían contra el ordenamiento urbanístico, territorial, en materia vial, y en un punto importante, al ocasionar un daño irreparable en material ambiental y patrimonial, que afectaría el Valor Universal Excepcional de Valparaíso.

RESGUARDO ÍNTEGRO

En torno a este punto, y al analizar el incumplimiento de los compromisos suscritos por el Estado de Chile con la UNESCO, es que en sus conclusiones dispone el inmediato resguardo de la zona donde se buscan emplazar los proyectos de la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), situación a todas luces incompatible con la edificación de un Mall que interviene la Bodega Histórica Simón Bolívar y de un Segundo Espigón, que entre otras externalidades amenaza con ocultar el Anfiteatro tras una muralla de containers.

Así la Contraloría dictamina respecto de los permisos de obras otorgados por la Dirección de Obras Municipales en el sitio declarado Patrimonio Mundial (C)5, “el municipio deberá acreditar a esta Contraloría General los expedientes de las autorizaciones otorgadas conforme a los Anexos N°s. 6, 7 y 8, incluyendo su respectivo certificado de, información previa, en el mencionado plazo de 60 días hábiles”. 

“Respecto al numeral 2, -añade- sobre la localización de los proyectos Mall Puerto Barón y Terminal 2, respecto al sitio Patrimonio Mundial (C)6, dado que parte del sitio no se encuentra bajo protección oficial, lo cual no es coherente con su condición de patrimonio mundial, la municipalidad, en conjunto con el Consejo de Monumentos Nacionales, deberá arbitrar las medidas destinadas a que sea resguardado en su integridad, incluyendo la superficie total de la zona de postulación y la de amortiguación, de modo de dar cabal cumplimiento al artículo 5°  de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural, informando a este Organismo de Control las acciones,  y cronograma a seguir -a fin de resguardar, conservar y proteger dicho sitio, en el mismo término ya mencionado”.

ANILLO AL DEDO

Así, el informe de la Investigación Especial realizada por la Contraloría Regional de Valparaíso, Unidad de Medio Ambiente, en torno a los incumplimientos en que incurrió el Municipio y el Concejo Nacional de Monumentos Nacionales, respectos de los compromisos adoptados en torno al resguardo de la Área Histórica declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y también del impacto que producirían los proyectos Terminal 2 y Mall Puerto Barón, es categórico en torno a las observaciones y nuevamente pone un signo de interrogación gigante respecto de si alguna vez estas iniciativas finalmente serán ejecutadas.

En ese punto, el abogado Rodrigo Avendaño indicó a ANIN.CL que, si bien los alegatos están fijados para este viernes, se podría aplazar ya que existen recusaciones de ministros que resolver.

Pese a ello, el Profesional aclaró que en lo que concierne al resguardo patrimonial consignado por la Contraloría, es un hecho importante que el dictamen del Órgano Fiscalizador extiende la zona de protección más allá del Casco Histórico, como es el borde costero de Valparaíso, en virtud de que son parte fundamental del Valor Universal Excepcional de la Ciudad Patrimonial.

MUERTE DE PROYECTOS

Más categórico, el presidente de la Fundación Defendamos la Ciudad, Patricio Herman, precisa que son tantas las vulneraciones a las normas que reseña la Contraloría, y respecto de las cuales, da un plazo de 60 días para subsanarlas, que a su juicio “se le da un golpe duro a la EPV, a la Intendencia Regional y a la Municipalidad de Valparaíso, pues los proyectos Terminal 2 asignado por la estatal EPV a la Constructora OHL y el Mall Barón concesionado por la misma EPV a una filial de Falabella, murieron ipso facto”. 

“Nótese las innumerables irregularidades, con lo cual se demuestra una vez más, que las instituciones públicas no están preparadas para ejercer sus roles. Ello es consecuencia de los cuoteos políticos y del afán de estos gobiernos neoliberales de privilegiar con trampas los intereses de ciertos influyentes actores privados”, indicó Herman.

EL INFORME ESPECIAL