Nota

Jorge Castro pide a ex colaboradores municipales que instruyan a nuevo alcalde Sharp

Lunes 12 de diciembre '16 10:45
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@anin.cl
Pese a que optó por responder de manera personal al anuncio de la auditoría financiera a su gestión municipal, el ex alcalde UDI de Valparaíso, solicitó a sus ex colaboradores que permanecen con labores en el Municipio que instruyan al nuevo Alcalde.

Tras el triunfo obtenido este domingo por Jacqueline Van Rysselberghe al alcanzar la presidencia nacional de la UDI, Jorge Castro tras la celebración  habría aprovechado el momento para sostener una  reunión de trabajo con sus cercanos y ex colaboradores municipales, para esbozar líneas de lo que será su futuro político, como candidato a diputado, aunque la decisión recién la tomaría en el próximo mes de marzo.

La charla indudablemente se orientó, según comentó uno de los asistentes a ANIN.CL, a la decisión comunicada por el nuevo alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, de realizar una auditoría contable para conocer los balances de la gestión de Castro, y las razones por las cuales se arrastra un déficit económico histórico.

Fue en ese contexto, que Jorge Castro contra todo pronóstico, y para sorpresa de sus contertulios –según indica la fuente-, les habría solicitado como un favor personal, que le entregaran su máxima colaboración a la nueva autoridad.

“En realidad nos solicitó que lo instruyéramos, y que lo apoyemos a fin de que se empodere de la normativa municipal, y que no cometa errores que dan cuenta de su desconocimiento de la orgánica pese a ser abogado”, indicó el asistente.

LEY DE TRANSPARENCIA

Otro sintetizó los dichos del ex Alcalde UDI, al indicar “nos pidió que lo apoyemos en que conozca la normativa y el rodaje municipal, ya que como dice el dicho, otra cosa es con guitarra, y así no cometa errores por emitir juicios desde el desconocimiento”.

Para ello sostuvo que –a su juicio- la auditoria que se propone para conocer el estado financiero del Municipio Porteño, es un gasto de tiempo y de recursos innecesarios, ya que los estados de pago y contratos es una información disponible a todo público, que existe desde la entrada en vigencia de Ley de Transparencia.

“Está todo, los balances y ejecución presupuestaria incluida, los antecedentes financieros, así como el presupuesto de cada año, con sus respectivos informes trimestrales anotados y visados por la Contraloría, que ya los auditó”, recalcó.

MEDIDA POLÍTICA 

Ante la improbabilidad de que Jorge Sharp desconozca la normativa de administración comunal, dada su calidad de abogado, los colaboradores concluyeron –a partir de una información que habría surgido desde el núcleo de la nueva Autoridad, que el anuncio de la fiscalización tendría como único fin es infringir un daño comunicacional y afectar las opciones de su ex contendor UDI.

“Sabemos que la estrategia del alcalde Sharp es golpear a Jorge (Castro) y bajar sus expectativas  creadas en torno a sus votantes. La explicación no es otra que el darse cuenta que no podrá cumplir con sus 201 medidas de campaña. Por lo mismo tendrá que decir y sostener que nada se puede hacer porque la Municipalidad está llena de deudas y no hay liquidez para hacer frente a los desafíos”, concluyó el actual funcionario porteño.

ACTO MEDIÁTICO 

El concejal Luis Soto, coincidió al indicar que ”gran parte de los datos de campaña que usó Jorge Sharp son  del sitio de Transparencia Activa del Municipio, por tanto el anuncio de una auditoria es más bien un acto mediático que un hecho real y esto da cuenta de la falta de rigurosidad de la autoridad y sus equipos”.

“Más encima, con tal de llegar al menos a la mitad de sus promesa, es que desea comprometer recursos que el Municipio no tiene. Ahora si con toda la información presupuestaria disponible, le quedan dudas, entonces discutamos el tema en al interior del Concejo y que nos explique qué es lo que quiere y de donde pretende sacar los recursos", agregó el edil Soto.

En ese contexto se comentó que este mes de diciembre, Sharp tendrá su prueba de fuego para solventare el pago de los trabajadores de aseo y administrativos, quienes reciben sus remuneraciones a través de  la Corporación Municipal vía Municipio.

El procedimiento contempla que  la Corporación envíe una factura para que se cancele a los más de 370  trabajadores, que suman más de 200 millones de pesos.

“Si  el alcalde Sharp no cancela la planilla, entonces esos 370 trabajadores no tendrán su sueldo en  la víspera de las Fiestas de Navidad y Año Nuevo.  Este dato es relevante, por  cuanto es parte del problema estructural del Municipio y pese a los diversos dictámenes que cuestionan el procedimiento, esta práctica se ha tenido que venir haciendo por años y bajo las diferentes administraciones”, apuntó en reserva otro directivo, frente al temor que le implica la pérdida de su fuente laboral.