Nota

Corte Suprema desecha último recurso de Inmobiliaria e impide torre de 20 písos en Santa Inés

Jueves 29 de diciembre '16 08:00
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@aninchile.com
Inmobiliaria del Grupo Numancia agotó instancias legales, luego que el Máximo Tribunal rechazó la solicitud de reposición que buscaba revertir la inadmisibilidad del recurso de casación en la forma, sentencia que le dio la razón a los vecinos del tradicional barrio de Viña del Mar reunidos en la organización CEUMA, entidad que denunció diversas irregularidades en el permiso entregado al proyecto por parte de la DOM de la Municipalidad de la Ciudad Jardín.

Un máximo de dos pisos, es la carga de ocupación habitacional que permite la zonificación del sector del Barrio de Santa Inés -específicamente en la intersección de 21 Norte con Calle 11-, terreno donde antes se ubicaba un Templo Mormón, 18 pisos menos de los que pretendía construir la Inmobiliaria Mirador Las Salinas SpA, del Grupo Numancia, y que esta semana agotó su “último cartucho” luego que la Tercera Sala de la Corte Suprema rechazara el recurso de reposición interpuesto en favor del proyecto por el abogado Raúl Tavolari.

De esta forma la Tercera Sala Constitucional presidida por el ministro Sergio Muñoz, tras analizar el escrito de la Inmobiliaria, indicó que “atendido que los argumentos esgrimidos en el recurso no permiten desvirtuar lo resuelto por el tribunal, no ha lugar a la reposición interpuesta por la parte de Giorgio Peirano Muñoz. Al escrito folio N° 142.531-2016: a lo principal y primer otrosíes, atendido que los argumentos esgrimidos en el recurso no desvirtúan lo resuelto por el tribunal, no ha lugar a los recursos de reposición deducidos por la parte de Inmobiliaria Mirador Salinas SpA; al segundo otrosí, no ha lugar; al tercer otrosí, atendido el mérito de autos y lo dispuesto en el artículo 805 del Código de Procedimiento Civil, no ha lugar”.

La acción delGrupo Numancia buscaba revertir la inadmisibilidad del recurso de casación en la forma, decretada por la propia Corte Suprema, luego de ratificar la ilegalidad del permiso concedido a la edificación, ratificando lo resuelto en primera instancia por la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Tribunal donde se devuelve ahora la causa para la certificación de lo fallado.

TRIUNFO DE VECINOS

De esta forma se ratifica la veracidad de la denuncia, efectuada hace más de dos años, por los vecinos reunidos en torno al Centro Urbano y Medio Ambiente Santa Inés (CEUMA).

Éstos, en principio dieron la voz de alerta por el impacto que produciría la torre en el corazón del tradicional sector habitacional, en parte por la carga vehicular, cuyo acceso se proyectaba a un pasaje, que fue inscrito como si fuera vía principal, pero también por el cono de sombras que afectaría a un decenas de viviendas. Así, con el patrocinio de la Fundación Defendamos la Ciudad, iniciaron las acciones legales al solicitar la nulidad del proyecto por vicios en el permiso de construcción otorgado por la Dirección de Obras de la Municipalidad de Viña del Mar, hechos que fueron ratificados en primer término en la Corte Porteña y ahora dejado a firme por la Corte Suprema.

A juicio del abogado de la Fundación, Rodrigo Avendaño que junto con Paulo Pérez, asumieron la representación de los vecinos, este fallo marca un precedente del irregular accionar de la Municipalidad de Viña del Mar en favor de las inmobiliarias e hipotecando el patrimonio urbanístico de la Ciudad Jardín.

EL FALLO