Nota

Conozca el patrimonio económico de los alcaldes de la Quinta Región

Lunes 5 de Agosto '13 12:00
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@anin.cl
Alcaldes de distintas colectividades políticas: Jorge Castro (UDI) de Valparaíso; Mauricio Viñambres (PS) de Quilpué; José Sabat (IND-RN) de Villa Alemana y Luis Mella de Quillota (DC).

Por ley cada autoridad del país, al asumir el cargo debe hacer una completa declaración de patrimonio, es decir los bienes materiales y económicos que posee; como también de intereses, para informar de las sociedades y organizaciones de las cuales forma parte. ANIN.CL a fin de conocer la transparencia y en una primera entrega, de las autoridades comunales de la Región de Valparaíso, hizo el ejercicio de contrastar las declaraciones que fueron informadas a este medio por la Contraloría General de la República con el registro de sociedades del Diario Oficial, encontrando diferencias, a la par de formularios incompletos o incomprensibles.

Como muestra se tomaron casos de alcaldes de distintas colectividades políticas, por lo que consultamos las declaraciones del alcalde de Valparaíso, Jorge Castro (UDI); de Quilpué, Mauricio Viñambres (PS); de Villa Alemana, José Sabat (IND-RN) y Luis Mella, en Quillota (DC).

Como dato preliminar damos a conocer que el único que cumple con lo que se espera sea una declaración de intereses y patrimonio es el alcalde José Sabat de Villa Alemana, que pese a tener un importante patrimonio económico en bienes, sociedades, acciones e inmuebles, incluso en el extranjero, no lo oculta y los da a conocer con absoluta transparencia.

De igual forma, Sabat es el único que da a conocer los bienes y sociedades que mantiene su cónyuge (Ver detalle).

Este último punto es importante pues al menos dos casos más presentan sociedades con sus cónyuges y no los informan ya que la ley obliga sólo a hacerlo en el caso de que se encuentren casados bajo el régimen de sociedad conyugal.

LEY FAVORECE OMISIÓN

Es conocido el adagio de “hecha la ley hecha la trampa”, sin embargo en el caso del cuerpo legal que regula la probidad funcionaria, favorece el falseamiento o al menos su declaración incompleta por parte de las autoridades, al no fijar sanción penal, ni destitución. Sólo aplica una multa en dinero.

Esto cobra mayor importancia luego del reportaje de Canal 13 sobre los parlamentarios y sus declaraciones de intereses, patrimonio y sus inhabilidades, por lo mismo el Gobierno ha puesto en la agenda una modificación a la Ley de Probidad y Transparencia, lo cual va tener impacto en otras instituciones como son los municipios y los gobiernos regionales.

Esto es lo relevante, dado que lo que se busca es que las autoridades declararen sus intereses y patrimonio, de modo de tener a la vista una eventual colisión de intereses en su actuar en el cargo que desempeña o que se tomen medidas que lo beneficien y esta autoridad no se inhabilite en la discusión o votación cuando estos temas de traten.

El artículo 66 señala que la inclusión a sabiendas de datos relevantes inexactos y la omisión inexcusable de información relevante, requerida por la ley en la declaración de intereses  o patrimonio sólo serán tenidas en cuenta para los efectos de las calificaciones y se sancionarán disciplinariamente con multas de 10 UTM. Es decir menos de 500 mil pesos.

De ahí que pese a lo grave que resulta el ocultar información, en especial si se considera que son autoridades elegidas por votación popular, la ley no aplica sanciones de importancia en caso de omisión dolosa, ni tampoco le infringe perdida del cargo al funcionario o autoridad política por falsear su declaración.

En este sentido hay quienes creen que la vulneración a ley debiera ser causa para cesar en el cargo y para los funcionarios su destitución, lo cual debiera ser visto por la Contraloría y el Tribunal Electoral respectivamente para el caso de las autoridades de elección popular, como es el caso de concejales, alcaldes, consejeros regionales y parlamentarios.

ALCALDE DE QUILPUÉ

Con este panorama y en contraste al alcalde de Villa Alemana, la declaración más incompleta es la del jefe comunal de Quilpué, Mauricio Viñambres Adasme, de profesión u oficio “educador”, no especifica carrera, y con un sueldo de 4 millones 428 mil 408 pesos, declaró propiedad de un solo inmueble de carácter habitacional con un valor comercial aproximado de 60 millones de pesos.

A ello suma una camioneta marca Peugeot, 2013, modelo 4008 Active, con un valor de 13 millones de pesos

En su punto 3 de declaración, en torno a instrumentos transables, que es de obligación declarar en caso de poseer, Viñambres sólo pone “Fondo Mutuo”, sin especificar cantidad ni institución que los alberga.

En cuanto a sus derechos en comunidades o sociedades, el alcalde de Quilpué no declara nada.

Sin embargo al contrastar este dato con el informe entregado por el Diario Oficial, llama la atención que la autoridad comunal registre a una sociedad de capacitación de nombre “CEC y CIA LTDA”, en la que es socio con el actual gerente de la Corporación de Educación Municipal de Quilpué, José Molina Sepúlveda.

Dicho vínculo comercial tampoco aparece refrendado en la declaración de intereses, donde lo único que aparece es su militancia en el Partido Socialista desde hace 20 años.

SOCIO EN ACE GESTION

Jorge Castro, alcalde de Valparaíso, de profesión técnico en comercio exterior, hace una completa declaración de patrimonio que incluye dos propiedades, un vehículo Kia Sephia II y sociedades, a los que incorpora incluso en forma voluntaria los montos de cuentas corrientes y de ahorro, en los Bancos Estado, Edwards e Itaú (Ver documento anexo).

También da cuenta de una deuda hipotecaria de 1.634 UF.

En cuanto a sociedades Castro declara ser controlador con un 90% de la empresa de asesorías en comercio exterior  “Ace Gestión Ltda” y el restante 10% corresponde a su esposa Rossana Ducaseau, hecho ratificado por el Registro del Diario Oficial. Sin embargo también aparece su relación comercial con “Anakena Rapa Nui Turs”, empresa que data de 1998 y que fija domicilio en Isla de Pascua, donde el alcalde de Valparaíso es socio de Luis Rolando Leiva Sandoval, ambos con un aporte de 5 millones de pesos cada uno.

En cuanto a la Declaración de Intereses, Jorge Castro cumple con informar una serie de adherencias entre las que destaca su militancia en la UDI, como colaborador de la 1era Compañía de Bomberos de Valparaíso, miembro del Club de Leones de Playa Ancha, colaborador del Refugio de Cristo y socio del Rotary Club.

PROFESION EMPRESARIO

El alcalde de Villa Alemana, José Sabat en su segundo periodo, entrega una declaración de patrimonio que cumple con todos los requisitos aún los voluntarios, que es dar a conocer el valor de sus propiedades.

Así se conoce que la autoridad que se define como “Socio de empresas”, hace juicio a sus palabras al dar detalle de 6 propiedades, con un valor en conjunto superior a los 800 millones de pesos.

A ello se suma otra propiedad comercial en Mendoza, Argentina con un valor estimado de 150 millones de pesos.

También declara dos vehículos, una camioneta Nissan del 2112 y un BMW de 1996.

Sabat da cuenta de depósitos a plazo en dólares en el Banco Santander, y un número menor de acciones en Chilectra (80)

También da cuenta en dos sociedades Kara Kum Ltda. e Inversiones Sabat, participación que en conjunto supera los 400 millones de pesos.

En sus pasivos, también detalla créditos que adeuda en el Banco Santander por cerca de 17 millones de pesos.

Como se indicó, Sabat es el único que declara los bienes de su cónyuge a quien le atribuye un 10% de propiedad  en la Inmobiliaria Kara Kum, un vehículo Samsung por 6 millones de pesos, una casa en Villa Alemana, y cerca de un millón y medio de pesos en acciones de Enersis.

20 MIL PESOS

En el caso del alcalde de Quillota, Luis Mella, con 20 años en el cargo y de profesión médico cirujano, no se puede decir que incumpla con sus declaraciones, pero sí que lo hace en el mínimo legal.

Mella da cuenta de propiedad de dos bienes raíces uno en  Quillota y otro en Quilpué, donde no señala el valor comercial de las viviendas o terrenos, pero sí de los créditos hipotecarios que adeuda por 1.100 y 1.200 UF, respectivamente, por lo que se desconoce que porcentaje del valor comercial aún adeuda.

También declara poseer dos créditos de consumo adeudados por 50 millones y 3 millones de pesos, en el BCI, a lo que añade poseer dos cuentas corrientes con un millón de pesos cada una.

Dichos valores contrastan con el 1% que posee en la Sociedad de Servicios Médicos HC Ltda., donde indica que no participa en la administración, sólo en el aporte de capital, que al ser cotejado con el Registro del Diario Oficial, su aporte alcanza la cifra de 20 mil pesos.

Mella tampoco declara que en la mencionada empresa, junto al  concejal Fernando Puentes el restante del 49% es de propiedad de su esposa Patricia Andaur Leiva.

A su propiedad de la empresa médica se suma su participación en la Cooperativa de Empleados de la Universidad de Chile (Coopeuch), aunque no especifica calidad ni porcentaje.

Causa curiosidad de que Mella detalle entre las observaciones que posee 100 millones de pesos en artefactos domésticos.