Nota

Casa de Italia es declarada Monumento Nacional

Domingo 11 de Junio '17 04:00
Imprimir Enviar por mail
Por Equipo Prensa ANIN.CL
info@anin.cl
Mejor tarde que nunca y esta vez, al parecer justo a tiempo, luego que este sábado 10 de junio finalmente la Casa de Italia de Viña del Mar fuera declarada Monumento Nacional, con la publicación en el Diario Oficial.

Lo anterior pues la declaratoria estaba pendiente desde el año 2005, por lo que al parecer a la vista del peligro de demolición, ante la solicitud de un permiso de edificación, agilizó que la tradicional casona quedara provista de un fuero que impide su modificación.

La publicación indica que “el Consejo de Monumentos Nacionales, recibió la solicitud del Sr. Gabriel Aldoney Vargas, Intendente de la Región de Valparaíso y del Consejo Regional de Valparaíso, para declarar como monumento nacional en la categoría de monumento histórico, a la "Casa de Italia" también conocida como Casa Italia, ubicada en calle Álvares N° 398 de la comuna de Viña del Mar, provincia y Región de Valparaíso”.

MONUMENTO HISTÓRICO

Para fundamentar la declaratoria que el Consejo de Monumentos Nacionales, aprobó por unanimidad de los presentes en su sesión ordinaria de 28 de diciembre de 2016, la declaratoria como Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico para el inmueble "Casa de Italia", se fundamenta:

A. Es un testimonio del período en el que se consolidó el eje Álvares en la ciudad de Viña del Mar, a principios del siglo XX. En esta vía fundacional, asociada al trazado de la línea del ferrocarril que conectó Santiago con Valparaíso, se emplazaron grandes viviendas de veraneo para la élite santiaguina y porteña, que luego se transformaron en residencias permanentes.

B. Es referente de una tipología representativa de las edificaciones que se construyeron en la primera mitad del siglo XX en el área fundacional de Viña del Mar. Corresponde a la tipología de vivienda unifamiliar de grandes proporciones (castillos, palacios, chalets), que se emplazaron en amplios predios, rodeadas de jardines y caracterizaron el paisaje urbano bajo el concepto de "ciudad jardín". Es uno de los pocos inmuebles que quedan representativos del eje Viana Álvares.

C. Desde la perspectiva urbana, se constituye como un hito de significación asociado al fortalecimiento de la identidad patrimonial del entorno, junto a otros inmuebles históricos que le circundan (iglesia anglicana San Pedro, palacio Aristía, palacio Valle y otras viviendas particulares), siendo parte importante del patrimonio histórico y cultural de Viña del Mar.

D. Cuenta con alto reconocimiento y valoración por parte de la sociedad, es depositaria de la memoria social de la ciudad, lugar que acogió significativas actividades sociales, culturales, recreativas y deportivas, abiertas a la comunidad de Viña del Mar. Además, ha sido durante décadas referente de la colectividad italiana en esta ciudad y segunda residencia de miles de descendientes de italianos en la zona; configurándose de este modo, como un inmueble de relevancia histórica, que es importante preservar.

Asimismo hace referencia a que “la Casa de Italia, se construye entre los años 1914-1918, por encargo del empresario del salitre y textil Carlos Werner Rither, dueño de la fábrica de paños Bellavista Tomé, quien por prescripción médica se debía trasladar a la ciudad jardín. Al fallecer, la propiedad la adquirió su sucesión. Se desconoce el nombre del arquitecto de la casona, pero se reconoce un estilo arquitectónico historicista ecléctico destacándose detalles románicos y neogóticos. A principios del siglo XX, comenzó la llegada de los primeros veraneantes que construyeron sus quintas, en las calles Álvares, del Comercio (hoy calle Valparaíso), Cerro Castillo y la Avenida Marina (Isidoro Errázuriz, doña Encarnación Fernández de Balmaceda, Francisco de Paula Taforó, Ignacio Prado, Benjamín Vicuña Mackenna, la familia Subercaseaux). A raíz de lo anterior, ya para la década de los '20s, la ciudad de Viña del Mar, sus construcciones y su estilo de vida, fueron el centro de lo que podría llamarse la "belle époque" chilena, que terminaría con la irrupción de nuevos actores sociales a la política chilena y, finalmente, con la gran crisis del año 1929”.

En su artículo único, el Diario Oficial señala “Declárase Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico, a la "Casa de Italia", ubicada en calle Álvares N° 398 de la comuna de Viña del Mar, provincia y Región de Valparaíso. El área protegida tiene una superficie aproximada de 5.966,48 mts.², la superficie construida asciende a 1.456 mts.², como se grafica en el polígono con las letras A - B - C - D - E - F - A, del plano adjunto”.