Nota

¿Por qué almorzaron el intendente Aldoney, el diputado Urrutia y el Gerente de EPV en el Portofino?

Martes 20 de Junio '17 04:30
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@aninchile.com
El martes pasado a las 13 horas uno de los privados VIP del tradicional restaurante porteño, Portofino, reunió a tres exclusivos comensales, cita de la cual se desconoce el motivo y los temas tratados, aunque claramente sería algo más que un almuerzo de camaradería.

Un vino acompañó el almuerzo, aparentemente convocado por el gerente general de la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), Gonzalo Davagnino -ya que él pagó la cuenta-, y a los asistieron como exclusivos invitados el intendente de Valparaíso, Gabriel Aldoney, y el diputado Osvaldo Urrutia.

El lugar elegido fue uno de los salones VIP del conocido restaurante porteño Portofino, tradicional punto de encuentro de ministros, parlamentarios y políticos en busca de acuerdos o consensos políticos y también económicos.

La hora y el día: Pasadas las 13 horas del martes 13 de junio de 2017.

Detalles de la reunión se desconocen, más de inmediato, testigos y fuentes cercanas al curioso cónclave de inmediato se preguntaron ¿Qué tema en común tienen un Socialista, un UDI, y un cercano a la DC?

Más allá de la contingencia, sí existe un factor de unión, que al parecer trasciende a la distancia cronológica,  y sin conocer el punto actual al menos permite establecer un nexo entre los actores: la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV).

Gonzalo Davagnino, como se dijo, es el actual gerente general de la Estatal Portuaria, y Osvaldo Urrutia, previo a su llegada a la Cámara de Diputados, se desempeñó como director de EPV, mientras que el caso del actual Intendente Aldoney tiene un elemento adicional al dar cuenta de su primer periodo como Máxima Autoridad de la Región de Valparaíso, cargo que ocupó entre los años 1997 y 2000.

Es así que tras su salida de la Intendencia, Aldoney pasó a ocupar el cargo de presidente del directorio de EPV, rol que desempeñó entre el 2000 y el 2006, periodo en que se gestó parte importante de los proyectos de explotación del borde costero de Valparaíso.

Entre dichas iniciativas destacan los cuestionados y judicializados proyectos del Mall Puerto Barón (Grupo Falabella), y el Terminal 2 (OHL).

¿ENEMIGO EN COMÚN?

Es sabido, por sus declaraciones públicas, que los tres apoyan la materialización del proyecto del retail en el sector Barón, lo propio hicieron con el proyecto adosado: el Valparaíso Terminal de Pasajeros (VTP), dedicado a los cruceros; aunque hilando más fino, llegamos a que también los tres han formulado duras críticas al accionar del Grupo Von Appen, concesionario de EPV, a través del Terminal TPS.

Incluso se ha planteado poner término a la concesión del Terminal por el conflicto de las cargas limpias, la situación de los trabajadores con el problema del Terminal de Cruceros, a lo que se suma el conflicto con los trabajadores agrupados bajo el liderazgo de Baeza.

Lo cierto es que no se vislumbra solución en el corto plazo con el conflicto de las cargas limpias y menos con el derivado del Terminal de Cruceros.                       

Otra tesis de la cita, se fija en el dictamen de Contraloría que observó el nombramiento de Davagnino, ya que al momento de asumir como gerente de EPV en octubre de 2014, tenía propiedad en la empresa Uniport Chile, la que está dedicada precisamente al rubro portuario y comercial.

Este tema pudo ser parte central de la reunión o un diálogo en el postre, lo que si queda en evidencia es que la razón por la cual se expusieron a asistir a este encuentro, más allá de la privacidad que entrega un salón VIP, debe ser la suficientemente poderosa.