Nota

El silencio cómplice del alcalde Jorge Sharp

Domingo 13 de Agosto '17 05:30
Imprimir Enviar por mail
Por Jaime Muñoz Cortés
Secretario UNCO de Valparaíso

Este lunes se cumple una semana desde que Canal 13 diera a conocer un reportaje sobre la delincuencia que campea en nuestro amado Puerto de Valparaíso. De igual forma, también son siete los días en que infructuosamente esperamos un pronunciamiento del alcalde Jorge Sharp, frente a esta cruda radiografía periodística.

La verdad es que todos los porteños esperábamos que nuestro principal Autoridad Comunal,  hiciera usos de su legítimo derecho a réplica, ya que las mayores críticas de los porteños entrevistados en la nota de prensa apuntaban a una responsabilidad de Sharp, o pasividad en torno al caos que se vive -día a día- en las calles y cerros de nuestro Puerto Principal.

Pero, lamentablemente, sólo ha existido silencio, ya que Sharp ha optado por esconder la cabeza como una avestruz, tal como lo hizo el famoso Alcalde Nocturno, que fue nominado casi dos meses y nunca se ha visto su actuar en el combate a la delincuencia.

La verdad que esto se veía venir, quizás por su soberbia, pero también por los malos consejeros que pululan a su lado, ya que no es casualidad, que las denominadas Asambleas Ciudadanas, que quiso implementar en los cerros y otras localidades del Valparaíso, han sido un tremendo fracaso.

La razón es que los Porteños somos respetuosos de nuestras instituciones, y no le han comprado el cuento que busca querer remplazar, las palabras y el sentir de los dirigentes de las organizaciones sociales legalmente constituidas, por un puñados de seudo dirigentes nominados a dedo, sin representaciones jurídicas, ni respaldo de bases.

Más aun, muestra de esta caída libre que viene generando el actuar y administración del Municipio, se vio reflejada en las últimas elecciones primarias del Frente Amplio, que sólo arrojó un discreto –por no decir magro- porcentaje de participación en relación al respaldo popular que le permitió llegar al Sillón Municipal.

Se suma a esta apatía de Sharp, el reclamo de muchos dirigentes sociales que critican que al joven abogado no los recibe en audiencia, ni menos, le gusta ir a los cerros a empaparse de la realidad en terreno, y en las mismas quebradas.

Entonces nos vemos enfrentados nuevamente a la disyuntiva de saber si nuevamente  los  porteños nos equivocamos, esta vez al elegir a un Alcalde con chapa de flojo, soberbio y ahora cobarde.

Si bien Jorge Sharp es de origen magallánico, ahora es la cara de nuestro Puerto, y quizá hay que recordarle que los porteños jamás hemos escondido la cara en las buenas ni en las malas, siempre hemos sido hijos del rigor, que sabemos ponerle el pecho a las balas, donde como dirigente social, gremial y vecinal siento vergüenza ajena por la actitud que está demostrando nuestro Alcalde, en quien con nuestro voto, le entregamos nuestra esperanza y confianza de que todo sería mejor.

Buscar más sobre: