Nota

Contraloría inicia juicio de cuentas contra ex Director del Hospital San Martín de Quillota

Miércoles 16 de Agosto '17 02:15
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde R.
juanmanuel@anin.cl
Ente Fiscalizador solicita la restitución de 28 millones de pesos, luego que José Salomón Silva, en su calidad de ex jefe de Administración y Finanzas contratara de manera directa, con ausencia de bases y sin boleta de garantía a la empresa SEALIM E.I.R.L., la misma firma cuyo contrato fue objetado y que le significó la salida al Facultativo desde la Seremi de Salud.

A pesar de que se consigna que la actual administración del Hospital de San Martín de Quillota, subsanó gran parte de las observaciones detectadas por la investigación especial realizada por la Contraloría Regional de Valparaíso, en noviembre del año pasado, en torno a irregularidades en la contratación vía trato directo, con doble pago, sin bases de licitación, y sin boleta de garantía en favor de la empresa SEALIM E.I.R.L -de propiedad de Andrés Galdames Morales-, de igual forma el contralor regional Víctor Hugo Merino informó el inicio de un juicio de cuentas en contra del ex director del mencionado Centro Asistencial, José Salomón Silva, por un monto cercano a los 28 millones de pesos.

La información conocida por ANIN.CL está contenida en el Informe de Seguimiento, de junio de este año, donde se indica de manera textual: “se deja constancia que las observaciones contenidas en los numerales 1.1 letra a) y 1.3 del acápite Examen de Cuentas del aludido informe, respecto de las cuales se determinó la realización de un reparo, esta Sede Regional procederá a formular la demanda civil para ser presentada en el Tribunal de Cuentas de la Contraloría General de la República”.

La investigación se originó a partir de una presentación del consejero regional, Manuel Millones, luego de constatar que la empresa cuestionada era la misma por la cual José Salomón fue desvinculado de su cargo como Jefe de Administración y Finanzas de la Seremi de Salud de Valparaíso, luego que contratara a SEALIM para labores de aseo y reparaciones de los baños, instalados en los albergues construidos tras el incendio forestal de abril de 2014, servicios que ya estaban siendo realizados por EULEN Chile S.A, mediantes un contrato suscrito con la Municipalidad de Valparaíso.

SIN LICITACIÓN

En el caso de Quillota, el juicio de cuentas que deberá enfrentar Salomón, se remonta al periodo previo a que asumiera la dirección del Hospital San Martín, y cuando cumplía el rol de Jefe de Administración y Finanzas.

Las conclusiones de la auditoría de la Contraloría, concluyeron que: “El Hospital San Martín de Quillota, pagó de forma improcedente la suma de $17.202.585, por concepto de reajuste al contrato de prestación de servicios a la empresa SEALIM E.I.R.L., el cual no estaba establecido en las bases ni en ninguno de los antecedentes que formaron parte del proceso de contratación del servicio, por lo que está Contraloría Regional, formulará un reparo, por dicha suma conforme a las disposiciones contenidas en los artículos 95 y siguientes de la anotada ley N° 10.336”.

“El Hospital no solicitó las boletas de garantía, asociadas a los tratos directos contratados con la empresa SEALIM E.I.R.L., lo cual incumplió los artículos 11, de la ley N° 19.886 y 68, del decreto N° 250, de 2004; no contemplo términos de referencias en las contrataciones directas con la citada empresa para la mantención y reparación de edificios; y efectuó pagos imputados a la cuenta contable "Anticipos a Proveedores", los cuales si bien no correspondían a anticipos, se trataron de pagos fraccionados por facturaciones de la aludida empresa, por lo que esa dirección deberá instruir un procedimiento disciplinario”.

DOBLE PAGO

Asimismo se detectó que “esa entidad de salud aprobó la ampliación del servicio incorporando dos auxiliares de aseo, uno para la Unidad de Pacientes Críticos y otro para la sala de hospitalización, por un monto mensual de $1.075.510, IVA incluido, comprobándose que tales servicios ya estaban incluidos inicialmente en el proceso de licitación, no siendo procedente una nueva contratación, por lo que se deberá remitir a esta Contraloría Regional en un plazo de 15 días hábiles los antecedentes que acrediten la necesidad de contratar los servicios de dos trabajadores adicionales, caso contrario, esta Contraloría Regional procederá a efectuar el reparo por la suma de $5.597.464”.

Respecto al proceso administrativo se observó que “El Hospital San Martín de Quillota contrató con la empresa SEALIM E.I.R.L., la prestación de servicios de aseo a través de la modalidad de trato directo, sin contar con la suscripción de contratos, ni preparar bases o términos de referencia para la prestación de tales servicios, incumpliendo con ello, lo dispuesto en los artículos 57, letra d) número 2) y 63, del decreto N° 250, de 2004, por lo que en lo sucesivo deberá dar estricto cumplimiento a la normativa legal vigente y a la jurisprudencia administrativa aplicable en materia de compras públicas”.

“Esa entidad de salud dispuso la contratación directa de la empresa SEALIM E.I.R.L., mediante las resoluciones exentas N°s 6.295, de 2013, 743, de 2014, fundamentando su decisión en lo dispuesto en el artículo 10, N° 7, letra f) del decreto N° 250, de 2004, esto es, en razón de la confianza y seguridad que derivan de su experiencia comprobada, sin acreditar con antecedentes concretos la concurrencia de dichos atributos para el proveedor contratado, ni la falta de otros proveedores que posean esos mismos atributos, por lo que deberá disponer las medidas para que las contrataciones directas sean debidamente fundamentadas con antecedentes verificables que demuestren su procedencia”, añade el Informe.