Nota

Diputado Urrutia declara como testigo de Besalco en millonaria demanda por obras del Estadio Sausalito

Sábado 9 de septiembre '17 03:45
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde R.
juanmanuel@anin.cl
Parlamentario concurrió en calidad de ex Secpla de Viña del Mar, y atribuyó retrasos y perjuicios económicos en mal diseño del IND y falencias de diagnóstico y ejecución de la empresa constructora.

Luego de al menos dos citaciones previas, finalmente el diputado Osvaldo Urrutia asistió –en calidad de ex Secpla de Viña del Mar- concurrió a declarar como testigo en la millonaria demanda interpuesta por Besalco S.A, en contra de la Municipalidad de la Ciudad Jardín, el Gobierno Regional de Valparaíso y el Instituto Nacional del Deporte, como indemnización por perjuicios y cobro de trabajados adeudados, tras adjudicarse el proyecto de construcción del Estadio Sausalito.

La demanda presentada en UF y que a la fecha bordea los 6 mil 500 millones de pesos, concluyó su etapa probatoria con la declaración efectuada este miércoles 6 de septiembre, por el diputado Urrutia en dependencias del 3er Juzgado de Viña del Mar, y luego que Besalco lo presentara como parte de su lista de testigos.

A la mencionada cifra, la empresa además solicita el pago de las costas del juicio y los intereses por el retraso en los pagos fijados por contratos, por lo que el total de la demanda supera los 10 mil millones de pesos, es decir un valor casi similar del costo pagado por el total del proyecto.

DESLINDA RESPONSALIDAD

Cabe precisar que en el Gobierno Regional en el transcurso del juicio ha establecido que ellos no tienen responsabilidad en esta demanda, por cuanto sólo fueron la unidad financiera y en ese rol no tienen competencia alguna en la ejecución del proyecto. Para ello se señalar la existencia de un convenio mandato completo, toda la responsabilidad de cualquier situación anormal recae en la unidad técnica que estuvo a cargo de los trabajos.

En su demanda Besalco alega defectos en el proyecto licitado, y demoras en los pagos a cargo de la Municipalidad de Viña del Mar, para ello se detalla que se designó como Unidad Administradora del Contrato a la Secretaría de Planificación Comunal (Secpla), en ese periodo dirigida por el hoy diputado UDI Osvaldo Urrutia Soto.

El propio Urrrutia confirmó que la Secpla fue la encargada de la licitación del proyecto financiado con fondos del IND y del Gobierno Regional, en ese punto la Empresa demandante precisa que el contrato adjudicado originalmente sólo contemplaba la demolición y reconstrucción parcial del Estadio Sausalito, y similar labor del sector denominado Codo Laguna.

Sin embargo dado deficiencias en el diseño del proyecto, llevó a que la Municipalidad aprobara 200 aumentos de obras y 100 disminuciones, que en la práctica conllevó a un proyecto de reconstrucción  total del recinto deportivo, por lo que el plazo de ejecución fijado originalmente en 347 días concluyó en 821 días.

Asimismo Besalco atribuye un retraso de 29 días a la Municipalidad de Viña del Mar en la recepción provisoria de la obra, periodo que según el demandante le significo un gasto adicional de cerca de 1.800 UF en pago de trabajadores y maquinarias.

TESTIGO DE BESALCO

Una de las curiosidades es que Besalco S.A., es que el incorpora a Urrutia en su lista de testigo, como se dijo, pero ANIN.CL, al acceder a la declaración del Parlamentario UDI, responsabiliza a la empresa gran parte de los retrasos y falencias en la ejecución, como asimismo al IND en el diseño del proyecto.
Para que explique el testigo, qué error fue el que cometió Besalco en la etapa de trazados y niveles y que consecuencia produjo en la obra.

Urrutia respondió que “replanteó y trazó en forma incorrecta el plano vertical, construyendo las graderías del cerro a una cota equivocada, quedando estas desniveladas respecto de la gradería del codo laguna.

Asimismo declaró que “durante el proceso de preguntas y consultas, la empresa constructora no realizó preguntas vinculadas a eventuales errores en el diseño del proyecto” y agrega “hago presente que en la primera etapa de cualquier faena de construcción se efectúa lo que se llama “trazados y niveles”, en donde la empresa constructora debe definir el emplazamiento del edificio, tanto en el plano vertical como horizontal, es decir, en el espacio, cosa que la empresa realizó mal”.

Pese a ello causa curiosidad que ante la pregunta si conoció el Informe N°777 del 23 de diciembre de 2015, donde la Contraloría Regional de Valparaíso, realiza una serie de observaciones del accionar de la Municipalidad de Viña del Mar, incluida la Unidad que encabezó, Urrutia afirmó “No, no lo conocí este informe”.

Cabe consignar que el fin de esta etapa probatoria del juicio iniciado por Besalco, de una empresa beneficiada con diversas obras públicas, y que mantiene otros litigios civiles, de igual forma trascendió que encabezaría las preferencias del Ministerio de Salud para adjudicarse la construcción del nuevo Hospital Marga Marga.

LA DECLARACIÓN DE URRUTIA