Nota

Vicios en votación que adjudicó contrato de 4 mil parquímetros en Plan de Viña obligaría a un nuevo proceso

Lunes 2 de octubre '17 02:00
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@aninchile.com
En inédita votación no se cumplió con el quorum establecido para este tipo de procesos, por lo la norma obliga a una nueva votación que de no calificar, dará lugar a dejar desierto el concurso por segunda vez y hacer un nuevo llamado.

Todo indica que el proceso de licitación de los 4 mil cupos de estacionamientos en el Plan de Viña del Mar, correspondiente a la Población Vergara, tendrá un nuevo capítulo, luego que inexplicablemente la votación que adjudicó el contrato a la unión temporal del proveedores conformado por Empresa Globe S.A./Explotadora y Administradora de Estacionamientos Vespucio Limitada, es ilegal al no contar con el quorum establecido por la Ley para validar adjudicaciones que trasciendan el mandato de la actual administración municipal, en este caso de la alcaldesa Virginia Reginato.

Para constatar el vicio de la votación efectuada el pasado jueves en medio de una masiva protestas de los trabajadores de los parquímetros, solo resta acudir al portal de Mercado Público y acceder a la licitación para “Concesión para la explotación de sistemas de control de estacionamientos de vehículos motorizados livianos sector Población Vergara de la ciudad de Viña del Mar”, para la cual se establece un periodo de 60 meses de contrato.

Es decir, 5 años, o sea es un vínculo que heredará la futura administración de la Ciudad Jardín.

El inexplicable error administrativo  -que se suma al primer llamado también declarado desierto-, queda de relieve solo al leer el artículo 65 de la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, que establece la obligatoriedad para este tipo de licitaciones de un quorum de los 2/3 de los concejales en ejercicio.

La propia Contraloría General de la República, en su dictamen 021140N06, señala como jurisprudencia: “Según la letra i) del inc/1 del art/65 de la ley 18695, intercalada por la ley 20033, el alcalde necesita del acuerdo por mayoría absoluta del concejo para celebrar los convenios y contratos que involucren montos iguales o superiores al equivalente a 500 UTM y los que comprometan al municipio por un plazo que exceda el periodo alcaldicio, requerirán el acuerdo de los dos tercios de dicho concejo”.

Consultado el abogado experto en Derecho Municipal, Vladimir Mondaca, indicó a ANIN.CL que este imperativo legal claramente no se cumplió en la votación de Viña del Mar, donde se adjudicó el contrato a la unión temporal del proveedores conformado por Empresa Globe S.A./Explotadora y Administradora de Estacionamientos Vespucio Limitada, por 6 votos contra 4, de un total de 10 concejales, es decir se requería al menos la aprobación de 7 ediles.

Pero más aún, en rigor la votación solo consideraría 5 aprobaciones, ya que el sexto voto fue aportado por la alcaldesa Virginia Reginato, que según Mondaca, no es un voto que es escrutable para este tipo de proceso al no ser parte del Concejo Municipal.

El profesional explica que lo que, de acuerdo a la norma procede, es retrotraer el proceso, y efectuar una nueva votación donde se alcance el quorum necesario.

SIN MAYORÍA

En este contexto hay que remitirse a que el bloque UDI-RN tiene una representación conjunta de seis concejales, por lo cual aun con sus votación en bloque, los obliga a negociar con los cuatro concejales de la Nueva Mayoría, en busca de la mayoría requerida.

Esta tarea aparece aún más cuesta arriba, si se considera que en la votación del pasado jueves, el concejal RN, Rodrigo Kopaitic, se ausentó de la votación del Pleno, dejando aún más mermada el respaldo a la propuesta oficial del Municipio.

Otro hecho curioso, es que en la votación efectuada en la Comisión, y en forma previa al sufragio en el Concejo Municipal, los concejales UDI, Jaime Varas y Gabriel Mendoza, votaron en contra de la propuesta de Globe S.A, para minutos respaldarla en la sesión plenaria y dar la mayoría actualmente objetada.

NO ES LA MÁS CONVENIENTE

Punto aparte es el debate surgido a la conveniencia o las razones para respaldar el contrato de una fusión de ofertas, con una de las empresas sin experiencia en el rubro, pero principalmente al considerar que si el objetivo era la inyección de recursos frescos a las arcas municipales, la oferta de Globe S.A., no era la más conveniente, ya que existían otros dos oferentes que aportaban más recursos y que cobrarían menos dinero por el minuto de estacionamiento a los vehículos. Así al analizar el cuadro comparativo de ofertas, publicado en Mercado Público, Globe S.A ofertó pagar 1,64 Unidades de Fomento al año por cada cupo de estacionamiento licitado, cifra inferior a la oferta de 1,7 UF de otras dos firmas.

PRESENTACIÓN ANTE CONTRALORIA

La impugnación a la legalidad de la votación, también fue dada a conocer por el concejal de Viña del Mar, Víctor Andaur (PC), a través de su cuenta de Facebook, mientras que a la par se conoció la decisión de presentar una denuncia ante la Contraloría Regional de Valparaíso, pese a que este contrato no requiere de toma de razón, se busca acreditar la ilegalidad del proceso.

Esto cobra relevancia, es que por primera vez se podría repetir una votación para adjudicar un contrato en Viña del Mar, lo que asombra al considerar que la licitación encabezada por la Secpla, necesariamente contó con la intervención de profesionales y directivos de carrera, de los cuales se espera al menos que conozcan el contenido de las normas que regulan el quehacer municipal.

Otro inconveniente que atenta a la fluidez de una solución, es el viaje programado que iniciará este martes la alcaldesa Reginato en compañía de dos concejales, como parte del proceso de promoción del Festival de Viña del Mar 2018.

En este escenario, de ausencia de quorum y de la dificultad de contar con la mayoría donde los concejales de la Nueva Mayoría votaron en bloque, el pronóstico apuntaría a la necesidad de dejar sin efecto esta licitación, y efectuar un tercer llamado.

A la par existe también la posibilidad de los demás oferentes de recurrir al Tribunal del Mercado Público, donde incluso existe el riesgo para las arcas municipales de tener que indemnizar el lucro que no habría percibido una empresa al ser perjudicada por los errores en el proceso de licitación y adjudicación.

DECLARACIÓN DEL CONCEJAL ANDAUR

Como se dijo, el concejal Andaur desde el interior del Municipio, es quien develó estos antecedentes a través de la siguiente declaración pública efectuada a través de su cuenta de Facebook:

En relación a lo acontecido en la sesión de Concejo del 28 de Septiembre del presente, oportunidad en que se aprobó por parte de algunos concejales, el programa de parquímetros para la Población Vergara; quiero aclarar el motivo de mi RECHAZO a esta iniciativa que se fundó principalmente al déficit económico que se encuentra enfrentando el municipio, plan desarrollado por la SECPLA, para generar recursos frescos, pero que en nada resuelve el problema de fondo sobre la conectividad de la ciudad y el evidente aumento del parque automotriz que se ha generado, siendo una medida parche y no definitiva.

Nuestra comuna, tiene serios problemas de conectividad principalmente por el problema con el transporte público que afecta a algunos sectores, que en el último tiempo organizaciones sociales han manifestado su desconformidad por la falta de mayores y mejores alternativas para sus vecinos para salir y llegar a sus hogares, por cuanto la instalación de los parquímetros conlleva un problema que afectará económicamente a  muchos vecinos de Viña del Mar, incluidos los vecinos de la Población Vergara y a los trabajadores que desarrollaban su actividad - informal - en ese sector; no resolviéndose nuevamente un problema de base y erróneamente definiéndolo como recuperación del espacio público, cuando en realidad se está privatizando.

Asimismo, mi  cuestionamiento a las presentación de las bases de licitación, en que la empresa que presento la mejor propuesta económica se adjudicó el programa, pero que en realidad son dos (2) empresas que se unieron, sin mayor experiencia en el tema, pero con el capital suficiente para solventar la inversión; que recurrieron a una tercera empresa como ejecutante del programa por la experiencia, que lamentablemente la Ley permite, y que en mi opinión es impresentable porque se puede interpretar como una colusión de estas empresas para adjudicarse la licitación. Un pésimo antecedente para otras empresas de menor tamaño en futuras licitaciones, por lo confuso de la adjudicación,

Finalmente, plantear la interrogante que de conformidad a la Ley cuando una licitación excede el período alcaldicio (4 años) se requiere 2/3 para la aprobación de ella, en esta oportunidad fue por mayoría simple, en el sentido que sólo había 9 Concejales más la Alcaldesa, y la votación fue seis (6) a favor (incluida la Alcaldesa) y cuatro (4) en contra, en circunstancias que para que existiera un apego a la Ley, se necesita el voto del Concejal ausente. Por cuanto mantengo la interrogante y cuestionamiento a la interpretación de la norma en este sentido.

El argumento del déficit no es válido, con mayor razón si para recaudar recursos nuevos, no se hizo una consulta ciudadana previa y simplemente se elaboró un proyecto que afecta a los vecinos de la ciudad, a los mismos funcionarios que trabajan en dependencias municipales en ese sector y a los trabajadores que desarrollaban su actividad en la distintas calle de la Población Vergara.