Nota

Concurso “a la medida” en el SERVIU favorecería inamovilidad de actual Delegado Provincial de Quillota

Domingo 8 de octubre '17 03:45
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@aninchile.com
Johnny Piraino Meneses, concejal de La Calera, es el principal aspirante a acceder al cargo que actualmente ocupa en calidad de contrata, pero con la mejora de aumento de grado y acceder a la ansiada planta funcionaria, estatus que impide su remoción, pese a un cambio de Gobierno.

Sin duda un puesto clave es el que ejercen cualquier jefatura del SERVIU, tanto para la comunidad que aspira a acceder a una casa propia, pero fundamentalmente porque de su gestión dependen millonarios proyectos habitacionales, con inversión gubernamental, pero también de las inmobiliarias y por cierto de las Entidades Patrocinantes, más conocidas como EGIS.

El Ministerio de Vivienda, a través del SERVIU,  a fin de garantizar un mejor servicio, dispone de tres delegaciones provinciales en la Región de Valparaíso, en San Antonio, en San Felipe-Los Andes y en Quillota.

El cargo de Delegado Provincial de Quillota, es ocupado desde el inicio de este Gobierno por el también concejal de La Calera, Johnny Piraino Meneses, con un sueldo de poco más de 2 millones 700 mil pesos, en calidad de contrata asimilado al Grado 6 de la Escala única de Remuneraciones (EUR).

Por esta razón, sorprendió la decisión del SERVIU de generar la vacante para acceder la mencionada jefatura,(Ver) pero en calidad de planta, estatus que asegura casi la inamovilidad del funcionario, que para ser desvinculado, debería enfrentar gravísimas faltas de probidad, y solo mediante un sumario, el cual es incluso apelable.

¿A LA MEDIDA?

La decisión del concurso a través del sitio empleospublicos.cl, de inmediato generó controversia al interior del Servicio de Vivienda y Urbanismo, a la par de suspicacias en el torno a un eventual intento de “enquistar” a Piraino en  el cargo mediante un concurso s la medida.

Las declaraciones de fuentes al tanto del proceso de contratación, fundamentan en sus dichos en la escasez de requisitos para acceder a la jefatura, a la cual podían postular profesionales con el título de arquitecto, ingeniero constructor, constructor civil, ingeniero civil, ingeniero civil industrial, ingeniero comercial, abogado, asistente social/trabajador social.

Piraino calza con este requisito al ser Trabajador Social.

Asimismo llama la atención de que sólo es “Deseable” poseer estudios de postítulo o postgrado en materias asociadas al cargo; y “deseable capacitación en materias tales como administración de proyectos, trabajo en equipo, orientación en prevención de riesgos, entre otros”.

Los postulantes también debían tener  un” Manejo de herramientas computacionales a nivel intermedio (Excel, Word, Power Point, Outlook, Internet, otro)”.

Pese a que Piraino no es el único Asistente o Trabajador Social que desempeña el cargo de delegado provincial en el país, llama la atención que en las bases de  postulación las principales funciones que debe desarrollar en el cargo el profesional contratado son:

- Controlar el cumplimiento del avance físico de los diferentes proyectos en construcción en su comuna.

- Recibir en audiencias y/o realizar reuniones con contratistas, prestadores de asistencia técnica, organizaciones vecinales, autoridades provinciales y comités habitacionales, y usuarios en situaciones críticas.

- Supervisar en terreno las obras en construcción que se le solicite, así como el proceso de postulaciones a subsidios habitacionales y registro de postulantes.

El proceso de postulación concluyó el pasado 26 de septiembre, por lo que ahora concurso está en proceso de evaluación y selección, instancia que concluirá el 4 de diciembre con el nombramiento del Delegado Provincial del SERVIU Quillota pero en calidad de funcionario de planta.

Johnny Piraino es concejal de La Calera, en subpacto DC, por lo no extraña que se ha fotografiado en apoyo de la candidatura a core que enfrenta el hijo del alcalde de Quillota, Luis Mella,