Nota

Ex Secpla de Sharp devela claves de su libro "Política y Ciudadanía: Los gritos del Puerto”

Martes 14 de noviembre '17 03:00
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@anin.cl
Patricio Rozas da cuenta la existencia de una “incapacidad hasta ahora demostrada para ciudadanizar la política, lo que implica que sean los temas de la ciudad los que encabecen la agenda y no los relativos a la conformación de una coalición política de nuevo cuño”.

“El Movimiento Autonomista instrumentalizó al Movimiento Ciudadano surgido en la ciudad”. Esta es la principal conclusión del libro “Política y Ciudadanía: Los Gritos del Puerto”, coescrito por Patricio Rozas (ex Secpla de Valparaíso) y Marcelo Mellado - ambos activistas del Pacto Urbano La Matriz –, y se ahonda en un análisis del proceso político - social vivido en Valparaíso luego que en el año 2016 organizaciones ciudadanas realizaran unas Primarias Ciudadanas, que dieron como resultado la elección de Jorge Sharp como alcalde.

A fin de conocer en detalles las motivaciones y el objetivo de materializar en un libro el proceso político del cual muchos lo catalogan como el gestor intelectual de la llegada de Jorge Sharp al Municipio Porteño, Patricio Rozas, conversó con ANIN.CL a fin de responder incógnitas relativas a su visión de un proceso que conoció en su génesis, del cual fue parte como director de la Secretaría de Planificación Comunal, cargo del que fue desvinculado a pocos meses de asumir al negarse a despedir a funcionarios heredados de la gestión municipal anterior.

- ¿Qué motivó la escritura de este libro?

- La necesidad de instalar la cuestión ciudadana en el centro de la reflexión política, todavía irresuelta, de cómo redefinir un sistema herido profundamente en su legitimidad y de qué modo redistribuir las cartas del juego para hacer posible una nueva identidad entre ciudadanía y régimen político.

De lo que se trata es hablar desde el "espíritu fundacional de La Matriz", pero ahora teniendo como trasfondo la experiencia de un gobierno local definido como ciudadano.

En nuestra percepción, lo ocurrido en Valparaíso no es una cuestión política exclusivamente porteña, sino algo que debe ser considerado también en el plano de la política nacional y que tiene que ver con los problemas de representatividad, lo que se expresa en la abstención creciente, el divorcio de la clase político de la ciudadanía y la pérdida de identificación de los ciudadanos con los partidos políticos.

- ¿No es un ajuste de cuentas con Sharp?

- Lo he dicho antes y lo reitero ahora: la política no es personal y tampoco corresponde que el análisis de un proceso, de extraordinaria importancia para el país, en la búsqueda de los caminos que la ciudadanía se está dando para hacer frente a la crisis de representatividad del sistema político, se focalice en el conflicto entre dos personas, independientemente de los cargos que estas puedan tener o no tener.

A mayor abundamiento, el libro no trata sobre Sharp sino sobre el proceso que vive Valparaíso. Las diferencias que yo pueda tener con el Alcalde tienen bastante menor importancia en el contexto general del análisis del proceso. Es más, le aseguro que nuestras coincidencias son infinitamente mayores que nuestras diferencias.

- Pero el libro contiene un enfoque crítico a la gestión de Sharp…

- El objetivo del libro es contribuir a mejorar una visión ciudadana de la política en el marco de la propuesta que el Pacto Urbano La Matriz hizo en su oportunidad a la ciudadanía de Valparaíso. Es en ese contexto que evaluamos la gestión del actual gobierno municipal en sus lineamientos generales y, efectivamente, ponemos de relieve algunos aspectos en los cuales tenemos desacuerdos, del mismo modo que relevamos otros que respaldamos con igual fuerza.

INSTRUMENTALIZACIÓN DE MOVIMIENTO CIUDADANO

- ¿Cuáles son los principales aspectos de la gestión de Sharp que usted y Mellado ponen en cuestión?

- Son varios y no se refieren, como dije, a medidas puntuales sino a lineamientos generales de la gestión de gobierno local que están presentes en esta administración. Sin duda, el primero de ellos es la transformación de un gobierno de origen ciudadano en un gobierno del Movimiento Autonomista. En segundo lugar, el carácter instrumental que se le confiere a la participación ciudadana, negando con ello su definición esencial de gobierno ciudadano. En tercer lugar, la incapacidad hasta ahora demostrada para ciudadanizar la política, lo que implica que sean los temas de la ciudad los que encabecen la agenda y no los relativos a la conformación de una coalición política de nuevo cuño. En cuarto lugar, la ausencia de un modelo de ciudad basados en políticas integrales, sustentables e inclusivas, capaces de articular las políticas y las medidas de política de diversos ámbitos en el tratamiento de problemas específicos. Finalmente, en quinto lugar, y de modo muy relevante, la carencia de una estrategia de desarrollo económico y social de la comuna capaz de articular transversalmente intereses diferenciados presentes en la ciudadanía.   

- Se dice que Usted no habría escrito este libro si el Alcalde no lo hubiera despedido

- ¿Por qué ese afán de personalizar la política? Lo que enfrentamos como ciudadanos es un proceso de gran importancia, no solo para la ciudad, sino también para el país, que busca superar un problema no menor que es el debilitamiento de la institucionalidad democrática como consecuencia de la crisis de representatividad que se está instalando en nuestro país. Eso ocurre con independencia del hecho puntual de continuar o no ejerciendo una función determinada en el aparato municipal. En política, amigo mío, los “hubiera” no existen. 

Buscar más sobre: