Nota

Denuncian ataque cibernético desde Municipalidad de Valparaíso por activismo por Sename

Jueves 11 de enero '18 09:30
Imprimir Enviar por mail
Por Equipo Prensa ANIN.CL
info@anin.cl
Una denuncia contra la Municipalidad de Valparaíso, por un hackeo masivo con graves consecuencias para su revista digital www.mamadre.cl realizó la vocera del Movimiento Ciudadano Infancia Ahora, Jenny Bruna.

Con una denuncia que ya está siendo investigada por la contraloria regional, en contra de la municipalidad de Valparaíso la activista dio a conocer el hackeo del cual fue víctima su revista digital de maternidad e infancia www.mamadre.cl desde el Servidor del municipio porteño.

Más de cuatro mil artículos fueron borrados en el mes de octubre del año pasado cuando Mamadre estuvo caída por más de cuatro días con pérdidas millonarias y la migración de auspiciadores, lo que dejó a la web al borde de la desaparición.

“Perdimos todo y tardamos casi dos meses en recuperar nuestra revista y volver a tenerla vigente, hubo artículos que jamás pudimos recuperar y las pérdidas económicas fueron catastróficas para un emprendimiento que se ha sostenido con miles de visitas por más de cuatro años. De inmediato pensé que el ataque podía tener relación con mi activismo por la niñez y en particular por Sename, pero jamás imaginé el hackeo se habría realizado dentro del municipio”.

Cabe destacar que cuando el hackeo ocurrió Bruna se encontraba trabajando como gestora de redes de la oficina de la infancia de la municipalidad de Valparaíso, por ello la denuncia se realizó en contraloria ya que de comprobarse se trataría de un delito cometido por funcionarios público lo que a juicio de la periodista resulta aún más grave “quién podría querer destruir una revista que se dedica a informar sobre cómo criar a nuestros hijos, en cuatro años jamás nos ocurrió nada, pero a los cuatro meses de trabajar en el municipio es hacheada y desde el servidor municipal, eso me parece grave y peligroso” afirmó.

Sobre las sospechas de que el ataque cibernético se deba al activismo Bruna señaló “me parece altamente probable que así sea, ya que los seis meses que trabajé en la municipalidad mi activismo y el movimiento Ciudadano del cual soy vocera fueron un problema para mis jefaturas, de quienes recibí amenazas y un constante acoso laboral bajo el permanente argumento de Sename no lo es todo, llegando incluso a prohibirme decir que trabajaba en el municipio y a amenazarme si decía algo de las gestiones internas. Parecía que a más de alguien dentro de la oficina de infancia le molestaba mi activismo y así me lo hicieron ver en reiteradas ocasiones, si sumas el acoso laboral al hackeo de Mamadre es lógico pensar que puedan estar relacionados”.

ACOSO LABORAL

La directora de www.mamadre.cl no quiso hacer público el hecho hasta dejar de ser funiocnaria municipal principalmente porque en paralelo a la denuncia por hackeo sigue otros procesos por acoso laboral y despido injustificado.

“Me resulta doloroso hablar de lo ocurrido pues han sido meses tremendamente duros, pero sin duda dentro del municipio porteño hay personas que no ven con buenos ojos la defensa de la niñez, desde mi jefatura directa a cargo de Marta Puebla quien cuestionó permanentemente el activismo y la defensa por Sename a otras jefaturas indirectas como es el caso de Jacqueline Ibarra, quien me amenazó y finalmente argumentó que liderar un movimiento Ciudadano por la niñez y ser una persona que organiza marchas por los niños en Sename representaba un conflicto de interés insalvable para trabajar dentro de la oficina de infancia. Es imposible no creer que todos estos hechos están relacionados, pero será la justicia quien determine lo que realmente ocurrió”, indicó.

Finalmente la Periodista dice que no pretende señalar con el dedo  a nadie, que sabe que esto no es personal contra ella pero que sí da cuenta de un realidad  política y cultural común en Chile “acá quien saca la voz por la niñez es censurado, y si lo que haces es defender a los niños y niñas maltratados en Sename entonces el castigo es peor, no es por maldad, es por ceguera, por indolencia, quizás por falta de corazón o por incapacidad de asumir una realidad que desgarra, pero lo cierto es que en el municipio de Valparaíso nadie quiere hablar de Sename ni mucho menos de lo que ocurre en el Cread de Playa Ancha, nadie rasga vestiduras por esta inmoralidad, nadie sale a marchar por estos niños y por ningún Niño en realidad, y es que acá como en todo Chile la niñez es invisible a los ojos, marchas de diez personas, alto índices de abuso sexual infantil, tasas de suicido alarmantes, niños y niñas torturados en Sename, y el silencio cómplice nos acomoda más, y por eso creo yo el activismo por Sename que se reflejó en mi persona (pudo ser cualquier otra) produjo tanta incomodidad que fue mejor sacarlo y anularlo para no ver una realidad que todo un país opta por ignorar”.