Nota

Nueva denuncia ante Contraloría pide investigar incumplimiento del contrato de obras de la Avenida España

Viernes 23 de febrero '18 06:15
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@anin.cl
Una solicitud a contraloría de manera reservada se hizo en torno al proyecto a cargo del SERVIU, para que se investigue si la Constructora Waldo Sánchez Román, tiene un aumento irregular de sus ganancias, al no cumplir con los horarios continuos y turnos nocturnos.

Las polémicas en torno al proyecto del mejoramiento de la principal arteria que une a Valparaíso con Viña del Mar, al parecer están lejos de terminar, y seguirán al director regional del SERVIU, Carlos Contador, hasta el último día de su gestión.

Lo anterior, luego que ANIN.CL tuvo acceso a que una nueva denuncia, esta ve en contra de la empresa que se adjudicó la licitación de recarpeteo de la Avenida España, la Constructora Waldo Sánchez Román, fue ingresada de manera reservada esta semana a la Contraloría Regional de Valparaíso.

Los fundamentos que se esgrimen para esta investigación son que la mencionada empresa no cumplió con las bases de licitación, en donde se exigió que las obras se ejecutaran en horarios continuos sábados y domingos. Sin embargo, la denuncia de impugnación indica que  la “Constructora Waldo Sánchez Román no ha cumplido bajo la complicidad del SERVIU

Además se precisa que esta omisión implica que el contratista aumenta sus utilidades al no hacer los gastos que demandan tener turnos nocturnos.

MILLONARIAS UTILIDADES

Hay que recordar que este proyecto tiene un costo de 4.025 millones de pesos, financiados con el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) del Gobierno Regional de Valparaíso, y que consideraba trabajos durante 182 días corridos, proyectando el fin de los trabajos para fines de mayo de este 2018.

Como se sabe el mantener un trabajo continuo y un doble turno, era un eje fundamental de la licitación adjudicada por el SERVIU a la Constructora Waldo Sánchez Román, por lo que además de asegurar la fecha de entrega, permitía el avance y alivio de la congestión vial. Este aspecto estaba incorporado en las bases de licitación, por lo que el no cumplir daría pie a una solicitud de invalidez del proceso ya adjudicado.

Otro aspecto que se cuestiona es que las bases de licitación también impide la sub contratación en más de un 50% de los trabajos; y en este caso la empresa tiene contratado -vía sub contratista- el asfalto y la maquinaria, es decir lo central del proyecto, no obstante el SERVIU, servicio a cargo de la fiscalización no ha hecho ningún reparo.

Ahora para aumentar las críticas,  el SERVIU ha dicho que va a solicitar un aumento de obras para ejecutar trabajos de seguridad vial. Este anuncio llama la atención, si se considera que cuando arribó el intendente Gabriel Aldoney, y echó abajo la licitación de la Avenida España  impulsada por el ex intendente Ricardo Bravo, dijo que era un proyecto con muchas carencias, en especial lo referidas a la seguridad vial.

Por lo mismo, el nuevo proceso que Aldoney se enfocó a mejorar “esta carencia” y justificó que el monto del proyecto aumentara en más de mil millones de pesos, pero en la práctica igual no se incluyeron dichas obras y ahora se propone -vía obras extraordinarias- ejecutar dichos trabajos.

Así este “zapato chino”  deberá ser abordado por el nuevo Gobierno Regional y el nuevo intendente, donde no se descarta incluso una nueva licitación.