Nota

Alcaldesa de Olmué enfrenta demanda por persecución política que podría dejar a la comuna sin recursos del Estado

Martes 6 de marzo '18 11:30
Imprimir Enviar por mail
Por Equipo Prensa ANIN.CL
info@anin.cl
Justicia analiza acusaciones interpuestas por ex secretario municipal, Luis Céspedes y el ex encargado de la OMIL, Juan Carlos Quijada, quienes señalan haber sido víctimas de una montaje política para dejar vacantes sus cargos, mediante denuncias de acoso laboral.

Una compleja situación judicial con acusaciones que -de comprobarse-, no sólo prometen afectar la imagen de probidad de la alcaldesa de Olmué, Macarena Santelices (UDI), sino que también el patrimonio comunal, mediante su acceso a recursos del Estado, es el que se desprende de la tramitación de demandas laborales interpuestas por dos ex directivos municipales quienes señalan haber sido víctimas de un montaje para justificar un despido por razones políticas.

Las presentaciones tramitadas en el Juzgado del Trabajo de Limache, dan cuenta de presuntos hechos de persecución política, que habría realizado la propia alcaldesa Santelices en contra del ex secretario municipal, Luis Céspedes y el ex encargado de la OMIL, Juan Carlos Quijada, quienes al no acatar disposiciones de carácter político-proselitista, como reclutar a vecinos como militantes de la UDI, asistir a reuniones políticas o discriminar a sectores adversarios, fueron desvinculados de sus cargos en polémicos procesos el 2017.

El abogado de los afectado, Felipe Olea, en la antesala de las audiencia que se efectuaran este jueves y el próximo lunes en el Tribunal Limachino, indicó a ANIN.CL que: “es lamentable que funcionarios municipales se vean expuestos a este tipo de presiones por parte de la administración de la alcaldesa Macarena Santelices. Es que en ambos procesos no existe prueba alguna que justifique las desvinculaciones de las cuales fueron víctimas”.

“No es posible –siguió- que el no estar de acuerdo con el pensar político de la Alcaldesa, sea motivo suficiente para truncar la carrera funcionarios de ambos trabajadores del sector público”.

CONCEJO APROBÓ FONDOS

El abogado Olea agregó que “en estos día hemos tomado conocimiento que el Concejo Municipal de Olmué aprobó fondos para alcanzar acuerdos en ambos casos laborales, lo que no es sino signo de la fuerza de nuestras pruebas, las que dan cuenta que aquí, efectivamente, se incurrió en abusos”.

“Sin embargo, el hecho más trascendente es que de ser condenada la Municipalidad de Olmué se encontrará limitada en realizar contratos con el Estado en los próximos dos años,  por lo que creemos que es la razón por la cual el Concejo Municipal ha actuado de esta manera al aprobar estos recursos”, explicó Felipe Olea.

SOLICITUDES PARTIDISTAS

Las demandas, conocidas por este medio, dan cuenta de una serie de situaciones que luego de corroborar de una supuesta “”insubordinación política” a los requerimientos de la alcaldesa Macarena Santelices, dio pasos a acusaciones que derivaron en despidos.

Así uno de los libelos señala que “el ex secretario municipal, Luis Céspedes, funcionario de planta desde la anterior administración, denunció a la alcaldesa Santelices de haberlo forzado en el año 2016 a rechazar el cargo de Secretario Municipal que le correspondía por carrera funcionaria para favorecer a un nombramiento de su sector, amenazándolo que de no renunciar sería destituido de su cargo. Así fue como en noviembre de aquel año, se instruyó un sumario administrativo en su contra ante una supuesta denuncia de acoso laboral que habría infringido el ex secretario municipal en contra de una subalterno, que finalmente, concluyó con su destitución, mediante decreto alcaldicio firmado por la alcaldesa Santelices con fecha 5 de Junio de 2017”.

FALSEAR FICHAS

Pero quizás el hecho más grave es que da cuenta en su demanda el ex jefe de la OMIL, Juan Carlos Quijada, que señala haber recibido instrucciones de falsear fichas de inscripción para militar en la UDI, utilizado los nombres de vecinos de la comuna.

Quijada indica que luego de “acceder al requerimiento forzado de firmar su militancia a la UDI,nuevamente la propia alcaldesa Santelices le requirió ir más allá, entregándole un talonario completo de fichas de inscripción con las claras instrucciones que: Primero, intentara persuadir a los vecinos de la comuna, usuarios de la OMIL, para que también firmaran la militancia en la UDI bajo el pretexto de que si así lo hacían, encontrarían trabajado más rápido; mientras que en segundo lugar, derechamente la señora Alcaldesa le solicitó que llenara las fichas con los datos de usuarios ya inscritos en la OMIL y que él mismo hiciera una mosca a modo de firma, pero que no se lo comentara a nadie”.

Junto con indicar que no accedió a los cuestionables requerimientos, en la demanda el ex funcionario incorporó como medio de prueba el talonario completo con las fichas de inscripción.

LAS DEMANDAS