Nota

Ruth Cáceres, concejal de Valparaíso: “Estoy decepcionada, alcalde Jorge Sharp se la está farreando”

Lunes 24 de abril '17 04:15
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@aninchile.com
“Con rabia, impotencia y molesta”. Así graficó a ANIN.CL su sentir la concejal RN de Valparaíso, Ruth Cáceres, al evaluar el actual estado de la gestión municipal del alcalde Jorge Sharp. Esta situación más allá de lo personal, promete tener consecuencias en la gestión de la Autoridad Municipal, ya que sin su apoyo, el Movimiento Autonomista pierde la mayoría en el Concejo Municipal, y con ello queda en duda la ejecución de su Programa de Gobierno Comunal.

El momento político quizá más complicado desde que asumió su administración municipal atraviesa el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp Fajardo, el que se originó luego que resolviera desvincular al académico, máster en Estudios del Desarrollo y ex director de la División de Recursos Naturales e infraestructura de la CEPAL, Patricio Rozas, de su cargo como director de la Secretaría de Planificación Comunal (SECPLA).

Pese a que en un inicio la salida de Rozas se intentó “maquillar” como una renuncia voluntaria, el propio Sharp posteriormente habría confidenciado a sus cercanos, que la decisión de removerlo, se debió a una “pérdida de confianza” y en segundo lugar, a que éste se negó a despedir a un grupo de funcionarios quienes se mantenían en el cargo desde la administración de Jorge Castro e incluso desde Aldo Cornejo.

La controvertida desvinculación, despertó un descontento en un sector significativo de quienes impulsaron la campaña del ahora Alcalde. La razón: El ex CEPAL fue uno de los gestores ideológicos del Programa de Gobierno que propiciaron su triunfo electoral por sobre los abanderados del llamado “Duopolio”: Chile Vamos y Nueva Mayoría.

SECPLA Y CUOTEO POLÍTICO

Así tras el despido de Rozas -ocurrido el 24 de marzo de este año-, el pasado martes, en la sesión del Concejo Municipal de Valparaíso, Sharp enfrentó, quizás, el episodio político más grave en su nobel administración comunal, al ser confrontado en público por la concejal RN, Ruth Cáceres, quien le represento su disconformidad por el despido –a su juicio injusto y erróneo- de Patricio Rozas, y por la actual situación de la SECPLA, hecho que motivó la reacción airada del Alcalde. al punto de abandonar el salón, para luego encerrarse en su despacho en solitario.

Ruth Cáceres, confidenció a ANIN.CL el trasfondo de su intervención en la sesión del Concejo, y la que fue acompañada de la lectura de una minuta (Ver adjunto) titulada: “Líneas de trabajo y logros de gestión de la SECPLA bajo la Dirección de Patricio Rozas”, donde da cuenta de los notorios avances logrados por el ex Directivo y su equipo de trabajo, en materias de planificación y ordenamiento, pese a los pocos meses de trabajo, labor y diseño que –a su juicio- se perderían con el desmembramiento del mencionado Departamento Municipal, gracias al despido de Rozas, la renuncia de su equipo de encargados y el posterior despido de funcionarios técnicos.

Apuntó también que fue la primera instancia que tuvo para obtener una explicación de lo ocurrido, ya que estaba aburrida de esperar un acercamiento de parte de Sharp. Esto, en consideración a que ella apoyó su candidatura a la Alcaldía, incluso desobedeciendo la directriz su partido RN, que como parte del Colectivo Chile Vamos, apoyaba la reelección del UDI, Jorge Castro.

“Me dijo ese viernes, cuando despidió a Patricio Rozas, que íbamos a hablar y eso fue hace casi un mes y no pasó nada, pese a que le recordé en innumerables ocasiones que teníamos una conversación pendiente, lo llamé, le mandé correos, mensajes e incluso WhatsApp, y nunca me respondió”, apuntó la RN.

Ante este panorama, la concejal Cáceres, no teme en señalar que existen errores, frente a lo cual  se encuentra “decepcionada, con rabia, impotencia y molesta, al ver cómo se juega con el futuro de nuestro querido Valparaíso”.

DISPARO EN LOS PIES

“Creo –indicó- que el alcalde Jorge Sharp se está disparando en los pies, y en buen chileno, se la está farreando. Lo triste es que con ello hipotecan el desarrollo y el bienestar de nuestro Valparaíso y su gente, todo por una medida visceral, y errónea”.

Respecto a su intervención, Ruth Cáceres precisó que sus palabras de inmediato motivaron la molestia del alcalde Sharp, al punto que habría intentado tres veces que parara, “no pudo, pues necesitaba fundamentar, además que me di el trabajo de llevar una minuta escrita, pues no sólo la leí, sino que me extendí para argumentar y explicar cómo me siento al ver falencias como la ocurrida en la planificación del CENSO, o con la contratación de directivos que no pueden mascar chicle, tocarse la cabeza y hablar, porque no entienden o se les olvida lo que escuchan”.

“Pero principalmente –siguió- mi rabia es al ver en persona el despelote (sic) que existe hoy en una Unidad que es neurálgica para el desarrollo y el bienestar de la Ciudad que quiero,  que pasó de ser una SECPLA técnica y de profesionales con probada experiencia, con un director de prestigio como Patricio Rozas, master en Desarrollo y ex directivo de CEPAL, a una SECPLA que responde más a un cuoteo político, donde asume la delegada, Tania Madariaga, de quien no tengo nada que decir como mujer y me alegro que ocupe el cargo, pero que carece de las herramientas, y su llegada a la SECPLA sin duda responde más a un cuoteo político, ya que Tania Madariaga es la jefa política de Sharp, ya que ella es la Coordinadora Nacional del Movimiento Autonomista, al cual pertenece Jorge Sharp”.

FAVORECE A INMOBILIARIAS

“Así y luego de apreciar que siguen los despidos de funcionarios con experiencia, y donde no queda nadie del equipo maravilloso que trajo Patricio Rozas, donde renunciaron las últimas dos, entre ellas, Andrea Pino, encargada del PLADECO, una profesional con gran experiencia y conocimiento en instrumentos de organización territorial, por lo que queda en incógnita el futuro del Plan Regulador Comunal, que es algo urgente para proteger el patrimonio de Valparaíso, donde día a día las empresas se aprovechan de que no tenemos regulado el territorio para instalar edificios de altura y otras construcciones en cualquier parte”, señaló la concejal Ruth Cáceres.

Apuntó que “aquí lo que ocurre, y se lo dije a Jorge Sharp en mi intervención en que todo el trabajo que en poco tiempo desarrolló y planificó Patricio Rozas y su equipo, queda en nada por una decisión errónea, por esta pérdida de confianza, donde lo que corresponde a un abogado, a un joven político, en el cual la ciudadanía le confió el futuro de Valparaíso, es que eche pie atrás, y se disculpe, como lo hacen los grandes hombres, ya que lejos de perjudicarlo, el darse cuenta del error, lo engrandecería mucho más, como persona y autoridad”.

Cáceres agregó “como dije SECPLA es una unidad neurálgica, y así lo entendió Patricio Rozas , que conformó un equipo de profesionales y técnicos al servicio de los proyectos y la planificación, en forma transversal y sin una mirada política más allá que el bienestar de la Ciudad. En cambio luego de conversar con Tania Madariaga, y preguntarle por el Plan Regulador me responde que el enfoque de su gestión va a estar en la construcción de viviendas, lo que es insólito ya que existe una oficina para ello, y de eso se ocupa el MINVU y el SERVIU, donde claramente no se entiende la importancia de una Unidad clave en la elaboración de proyectos, principalmente en un municipio endeudado como Valparaíso"

“Con este panorama es penoso pensar, que el Plan Regulador Comunal sea postergado para cuatro años más, lo que sin duda favorece a las inmobiliarias”, precisó Ruth Cáceres.

Consultada sobre si este quiebre actual con la gestión de Jorge Sharp, se traducirá en que como concejal su voto no sea irrestricto a las propuestas que presente la Alcaldía, y en defintiiva que se produjo una pérdida de la mayoría , Ruth Cáceres respondió que: "Yo soy militante RN, pero la gente sabe que si algo está malo lo voy a decir, y lo voy a denunciar sea el Partido que sea, por lo que nadie puede tener de antemano en el bolsillo".

LA MINUTA QUE LEYÓ