Nota

Municipalidad de Nogales es condenada a pagar 65 millones por despido injustificado de funcionarios

Lunes 8 de mayo '17 02:30
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@aninchile.com
Juzgado de Letras y Trabajo de La Calera acogió demanda de un grupo de ex trabajadores municipales que fueron separados de sus cargos tras la llegada de la nueva alcaldesa Margarita Osorio.

Al acoger las distintas causales esgrimidas, que van desde el despido injustificado, hasta el no pago de prestaciones, feriados y el aviso legal, el Juzgado de Letras y Trabajo de La Calera, resolvió condenar a la Municipalidad de Nogales por el acto arbitrario que derivó en la exoneración de un grupo de nueve funcionarios, quienes fueron cesados en sus cargos, luego que asumiera la nueva alcaldesa Margarita Osorio (Amplitud).

La decisión corresponde a la jueza Catalina Gómez López, que acogió la demanda laboral interpuesta por despido injustificado, y el cobro de prestaciones, aunque desestimó declarar la nulidad del despido.

En su resolución, conocida por ANIN.CL y que favorece a un grupo heterogéneo de ex funcionarios, desde arquitectos, administrativos hasta personal auxiliar, se establece que los despidos concretados el 31 de diciembre de 2016, no se ajustó a derecho luego que todos contaban con un contrato renovado por todo el 2017, y con la consiguiente asignación en el presupuesto municipal de este año.

A ello se suma que no se cumplió además con el mes de aviso previo, y el pago de las respectivas indemnizaciones, contratos que provenían incluso desde el año 2000.

NECESIDADES DEL SERVICIO

Frente a ello el dictamen resuelve que: “se ha podido arribar a la convicción que los hechos  relatados en la demanda son efectivos, esto es, que los actores una vez renovados sus contratos en el mes de noviembre de 2016, fueron desvinculados mediante el decreto Alcaldicio N° 2630, que dejó sin efecto los anteriores actos administrativos y puso fin a su vinculación con la Municipalidad de Nogales”.

“Dicho acto –sigue-, tal como consta de la documental acompañada y reconocida por la propia demandada, da cuenta de la fecha de desvinculación, esto es, al 31 de diciembre de 2016 de cada uno de los actores, invocando necesidades del servicio relacionadas con una adecuación presupuestaria, la que no fue acreditada y por el contrario tratándose de trabajadores que prestaban servicios de forma permanente a la Municipalidad demandada, sus puestos de trabajo fueron suplidos y no suprimidos como pretendió invocar la demandada en su comunicación".

Asimismo el fallo desestimó el argumento esgrimido por la Municipalidad de que los funcionarios se regían por un régimen de Honorarios, sino que le asignó una vinculación por el Código del Trabajo, razón por la cual el pago de indemnizaciones que van desde el millón a los 12 millones, y que en total suman más de 65 millones de pesos, además se les debe aplicar los intereses y reajustes contemplados en los artículos 67 y 103 del mencionado Código del Trabajo.

EL FALLO