Nota

DOM de Viña aplica Reglamento de “Viviendas Económicas” para autorizar lujosas torres en Cochoa - Reñaca

Jueves 11 de mayo '17 13:15
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@aninchile.com
Vecinos con asesoría de Fundación Defendamos la Ciudad presentaron recurso de invalidación de permisos de obras de dos proyectos que además incumplirían norma de altura del Plan Regulador Comunal de la Ciudad Jardín.

Departamentos que tendrían un valor de venta superior a los 200 mil dólares, fueron calificados como “viviendas económicas” por la Dirección de Obras Municipales de Viña del Mar, con la aparente finalidad de eludir las regulaciones del Plan Regulador Comunal en el sector de Cochoa, Reñaca, dando curso así luz verde a torres de 10 pisos en una zona que el máximo autorizado es de 4 pisos.

La denuncia fue dada a conocer a ANIN.CL por la Fundación Defendamos la Ciudad, que patrocinó el recurso de invalidación ingresado por el vecino de Cochoa, Mauricio Beltrán Beltramín, ante el propio director de Obras de la Ciudad Jardín, y en subsidio ante la alcaldesa Virginia Reginato, para que declare la nulidad de la autorización de construcción de dos lujosas torres de 10 pisos con vista al mar, y que remita los antecedentes a la justicia de ser pertinente.

En el recurso conocido por este medio se explica en primer punto que si bien el Plan Regulador Comunal (PRC) permite un máximo de 4 pisos sobre la superficie del terreno en este paño de Reñaca, el Director de Obras otorgó el permiso al considerar que 6 de los pisos de estas torres son “subterráneas”, por lo que no se contarían para el cómputo de niveles que exige el instrumento de planificación territorial local.

VIVIENDAS ECONÓMICAS

El abogado de la Fundación Defendamos la Ciudad, Rodrigo Avendaño, indicó que “este ardid de pasar pisos por subterráneos ha sido muy utilizado en los edificios en escalera, pero esta vez increíblemente se utiliza para acogerse a los beneficios especiales del Reglamento de Viviendas Económicas, a dos torres residenciales de onerosos departamentos, lo que le permitirá eludir las exigencias del Plan Regulador Comunal de Viña del Mar. De este modo, se ocupará más del 90% de la superficie del terreno, en circunstancias de que el instrumento de planificación territorial permite en este lugar construir solo en la mitad, y sobrepasará con creces el máximo permitido de metros cuadrados construidos, pues esas viviendas económicas para ricos no están obligadas a cumplir con estas exigencias”.

Cabe consignar que, dependiendo del alhajamiento y los metros cuadrados, un departamento en el sector de Cochoa puede incluso tener un costo superior al medio millón de dólares.

Avendaño agregó que el mencionado Reglamento es una norma de excepción, “la que, una vez más, no está siendo utilizada conforme a su propósito original, que era beneficiar a pequeños propietarios, pues en el caso de marras se utiliza para favorecer los intereses de una poderosa inmobiliaria, que busca sacar el máximo provecho del sitio donde se emplazarán las lujosas torres, burlando así groseramente los coeficientes de ocupación del suelo y de constructibilidad”.

El Abogado confirmó que “como es poco probable que el Director de Obras invalide el permiso de edificación otorgado, se interpone recurso ante su superior jerárquico, esto es la Alcaldesa, para que haga cumplir las disposiciones de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción”.