Nota

Denuncian ante Contraloría nuevo caso de proyecto inmobiliario “zombie” en Valparaíso

Viernes 2 de Junio '17 04:15
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@aninchile.com
Junta de Vecinos del Cerro Las Delicias, con el patrocinio de la Fundación Defendamos la Ciudad solicitó la caducidad de permiso de obras que favorece proyecto de 2 torres de 21 pisos y 3 subterráneos.

En virtud de la norma legal contemplada en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC) que dispone que un permiso de construcción caducará automáticamente a los tres años de concedido, si no se hubieren iniciado las obras correspondientes o si éstas hubieren permanecido paralizadas durante el mismo lapso, fue ingresado ayer una solicitud de caducidad de la autorización de edificación extendida por la Dirección de Obras Municipales de Valparaíso, en favor de un proyecto inmobiliario en el Cerro Las Delicias.

La presentación fue oficializada ante la Contraloría Regional de Valparaíso, por la presidenta de la Junta de Vecinos N°118 de Valparaíso, María Eugenia Sepúlveda, en compañía de un grupo de vecinos y con el patrocinio del abogado de la Fundación Defendamos la Ciudad, Rodrigo Avendaño.

Específicamente, y junto con denunciar la eventual indiferencia del Director de Obras de Valparaíso, Matías Valdés, se solicitó al contralor Hugo Merino un pronunciamiento en torno a la caducidad del Permiso de Edificación N° 503, del 4 de diciembre de 2013 y modificado el 1 de junio del año pasado,  y originalmente contemplaba la construcción de 2 edificios de 21 pisos y 3 subterráneos, ubicado en calle Ibsen N° 235-255-241-263, Cerro Las Delicias, de Valparaíso.

PROYECTOS ZOMBIES

El abogado Avendaño, tras el ingreso de la solicitud indicó a ANIN.CL que “estamos presente a un nuevo caso de un proyecto que en la práctica es un muerto viviente, un proyecto zombie, ya que la norma legal de Urbanismo y Construcción es específica al señalar las exigencias para decretar la caducidad de una autorización, y que en este caso se cumplen a cabalidad, pues no basta haber movido unas paladas de tierra o hacer un cierre perimetral o poner una sala de venta, ya que la Ley indica que una obra se entenderá iniciada una vez realizados los trazados y comenzadas las excavaciones contempladas en los planos del proyecto; lo que claramente aquí no se cumple”.

Agregó que aquí se ha pretendido resucitar el permiso de obras, mediante el ingreso de una modificación, “sin embargo ello no tiene ningún efecto legal, ya que el tiempo corre a partir de la autorización inicial. Lo que aquí es claro es la inactividad de parte de la DOM de Valparaíso, ya que es incomprensible que conozca el contenido de la norma que rige la caducidad de los permisos de obras,  o no la conoce o no la quiere conocer”, agregó el profesional.

INFORME SECPLA

Un hecho más decidor, aporta el vecino del sector Basilio Fernández, al dar cuenta que junto a la denuncia se anexa un set de fotos, que fueron tomadas, el 6 y 16 de diciembre en visitas inspectivas realizadas por  funcionarios de Conaf y Secpla de la Municipalidad de Valparaíso, donde se aprecia la inexistencia de trabajos de edificación.

Más aún se acompaña el informe elaborado por los funcionarios de la Secpla, donde se señala que “al momento de la visita, el proyecto se encuentra en faenas de movimiento de tierra, con personal y maquinaria retroexcavadora, para la ejecución de trazados y excavaciones al interior del recinto”.

ALTURA RESTRINGIDA

El abogado Avendaño indica que la estrategia por mantener artificial e ilegalmente con vida un proyecto que ya caducó automáticamente, a su juicio, responde a una actitud sesgada de parte de del DOM Matías Valdés, que ya se encuentra sumariado por hechos similares.

En este punto la denuncia precisa que “es sabido que el sector donde se emplaza el proyecto rige actualmente una restricción de altura y de haber certificado la caducidad del permiso de edificación el titular se vería en la necesidad de presentar un nuevo permiso de edificación si desea continuar con su emprendimiento, pero esta vez con altura restringida”.

La calidad de “zombie” de este proyecto inmobiliario, no sería nueva, ya que habría sido revivido desde su origen.

“La actitud permisiva hacia las inmobiliarias por parte del Director de Obras Municipales de Valparaíso se hace también patente en este caso concreto de momento que aprueba un permiso de edificación amparado en un anteproyecto que a la fecha de ingreso de la solicitud de permiso se encontraba caducado, y a pesar de ello, se lee en la resolución 503/2013 que cuenta con anteproyecto aprobado N° 7 de fecha 20 de febrero de 2012, en circunstancias que la solicitud fue ingresa el día 22 de febrero de 2012, es decir, con anteproyecto caducado. Esta situación es grave en cuanto se pretende mantener vigente normas urbanísticas menos restrictivas con ocasión del congelamiento que afectaría al sector, no obstante, están equivocados porque el anteproyecto mantiene vigente normas urbanísticas sólo mientras está vigente conforme al artículo 1.4.7 de la OGUC y, es sabido, que la caducidad opera de pleno derecho”, señala la denuncia.

EL INFORME SECPLA