Nota

Mall Barón: Corte Suprema rechaza recursos de Falabella y EPV y verá solicitud de nulidad

Lunes 5 de Junio '17 04:45
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@aninchile.com
Máximo Tribunal someterá a revisión fallo emitido por la Corte de Apelaciones de Valparaíso que dio luz verde al polémico proyecto comercial emplazado en terrenos portuarios.

La última parada de un periplo judicial y administrativo que se ha prolongado por más de una década, en torno al polémico proyecto conocido como el Mall Barón de Valparaíso, se vivirá en la Corte Suprema, luego que la Tercera Sala de este Máximo Tribunal resolviera rechazar las presentaciones de Plaza Valparaíso S.A (Falabella) y de la Empresa  Portuaria de Valparaíso (EPV) que buscaban dejar sin efecto la solicitud de nulidad interpuesta por un grupo de dirigentes porteños patrocinados por la Fundación Defendamos la Ciudad.

En lo formal, el fallo suscrito por los ministros Rosa Del Carmen Egnem, María Eugenia Sandoval, Carlos Ramón Aránguiz, Manuel Antonio Valderrama y el abogado integrante, Arturo Prado, al  rechazar las objeciones efectuadas por los abogados Hugo Botto Oakley (EPV) y Edgardo Palacios Angelini (Plaza Valparaíso), accedieron a dar curso al recurso de casación en el fondo que busca revertir la luz verde otorgada por la Corte de Valparaíso al mencionado proyecto de retail.

Con lo anterior, nuevamente se someterá a revisión la legalidad urbanística del proyecto comercial, y específicamente, del permiso de edificación Nº 79 de febrero de 2013, otorgado por la Municipalidad de Valparaíso, y que ampara el emprendimiento en terrenos concesionados por la empresa estatal.

Tras la resolución, el presidente de la Fundación Defendamos la Ciudad, Patricio Herman manifestó su satisfacción con lo resuelto, al precisar que las presentaciones interpuestas por los abogados de la filial de Falabella y de EPV, sólo buscaban “impedir el legítimo derecho de los vecinos de Valparaíso reclamantes de exponer públicamente a los magistrados las innumerables irregularidades detectadas en la emisión del permiso de edificación mencionado”.

PACTO COMERCIAL

Herman agregó que “este negocio inmobiliario es impulsado por la estatal EPV en asociación con la transnacional de retail Falabella, alianza que se produjo a través de un cuestionado contrato de concesión y arrendamiento por el plazo máximo de 30 años y no de 10 años como está contemplado en la Ley de Puertos”.

Este curioso pacto comercial se posibilitó gracias a un dictamen de la Contraloría General de la República, en la época que su titular era Ramiro Mendoza, autoridad que extrañamente consideró que la actividad comercial de retail no es ajena a la actividad portuaria y que por ello EPV puede arrendar su terreno a Falabella por ese excesivo plazo y además con improcedentes subsidios que no es del caso detallar en esta ocasión”, concluyó el representante de Defendamos la Ciudad.