Nota

Alertan peligro de derrame que constituyen nuevos ductos subterráneos de COPEC en Quintero

Sábado 8 de Julio '17 07:15
Imprimir Enviar por mail
Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@aninchile.com
Polémica autorización por parte de la Armada a una solicitud de concesión del Grupo Angelini, se tramitaría al margen de un Estudio de Impacto Ambiental, en una zona saturada de contaminación.

Como la lápida que definitivamente sepulta toda posibilidad de desarrollo portuario y en especial de la pesca artesanal en la Bahía de Quintero, califican la reciente autorización efectuada por la Armada de Chile al proyecto ingresado por COPEC de instalación de un Terminal Marítimo de carga de hidrocarburos en el sector de Loncura.

La autorización de la Gobernación Marítima no considera lo observado por la Dirección de Intereses Marítimos Medio Ambiente Acuático (DIRINMAR), que precisa que la concesión solicitada de hasta 50 años se superpondría a la que actualmente posee el Puerto San José y que tramita su renovación, a la vez que reseña la necesidad de contar con un Estudio de Impacto Ambiental.

El Terminal Marítimo impulsado por la Compañía de Petróleo de Chile COPEC S.A., (Grupo Angelini)  requiere, según detalla la Gobernación Marítima del “otorgamiento de una concesión marítima sobre un sector de playa, fondo de mar y porción de agua, en el lugar denominado Loncura, Bahía de Quintero, con el objeto de amparar la instalación de un Terminal Marítimo, consistente en 4 cañerías submarinas de 18 y 3 boyas de amarre de nave tipo Panamax de 65.000 DWT, para descarga de petróleos, aceites lubricantes y gas licuado LPG, además de permitir la instalación de una cañería de aducción de agua de mar para almacenamiento en tanque de agua contra incendio”.

A esta solicitud conocida por ANIN.CL, y en respuesta al Sistema de Concesiones Marítimas, la Armada la Armada precisó que en esta “Área Costera Reservada para Uso Preferentemente Portuario la Bahía de Quintero, esta Autoridad Marítima opina favorablemente respecto de la solicitud presentada”.

FUGA DE COMBUSTIBLE

Los habitantes de Quintero y en particular los pescadores, se han informado de a poco frente a esta polémica iniciativa, frente a los cual apuntan la peligrosidad que representa una construcción subterránea a través de grandes mangueras, cuando la normativa actual plantea que esta debiesen ser a través de muelles de penetración, que permite reaccionar con mayor rapidez en caso de alguna fuga de combustible.

Sin embargo, lo que más los sorprende es que justo al lado, e incluso en superposición, de dicha concesión existe otra, que es de un puerto multipropósito que recibirá buques de gran calado.

Ello implica que necesariamente estas naves deberán elevar y echar anclas para estar a la gira, lo que aumenta varias veces la posibilidad de romper los grandes ducto que ocuparan estas boyas receptoras de gas y petróleo.

EL PLANO DEL TERMINAL COPEC